Río Aragón, Ecologistas y SEO/BirdLife se oponen a la creación de nuevos regadíos en Bardenas

Las asociaciones Río Aragón, Ecologistas en Acción y SEO/BirdLife consideran una temeridad alimentar expectativas de nuevos regadíos, ligados al recrecimiento de Yesa y al impacto ambiental, por la falta de viabilidad de estos proyectos, por ello se oponen a la creación de nuevos regadíos en Bardenas.  Proponen una reducción de 8.000Ha de regadíos en zonas de elevada salinidad, la modernización de 42.000 Ha y un cambio en el modelo agronómico dirigido a la agroecología. Las tres entidades reclaman que se eviten los riesgos ambientales y sociales que provocan las grandes obras hidráulicas como el recrecimiento de Yesa, que supuso deslizamientos de laderas y sismicidad.

SEO/BirdLife, Ecologistas en Acción y Asociación Río Aragón muestran su preocupación por el decreto de autorización nuevos regadíos que tiene previsto aprobar el Gobierno de Aragón, dado que, explican, supondría generar expectativas y nuevas demandas de consumo de agua, difíciles de compatibilizar en un contexto como el actual de reducción constante de recursos hídricos como consecuencia del cambio climático. Añaden que se trata de un proyecto que impactaría en zonas de alto valor ecológico, “lo cual podría contravenir Directiva Marco del Agua de la UE”. El objetivo de esta norma comunitaria, de aplicación en el conjunto de España, es lograr el buen estado ecológico de los ecosistemas acuáticos.

Las asociaciones proponen un cambio en la política del agua y agricultura en Aragón. Es preciso que ambas políticas se adapten al esquema que establece la mencionada legislación europea y que, entre otras cuestiones, propugna gestionar adecuadamente la demanda de usos del agua. Por tanto, consideran imprescindible que, en las Bardenas, se configure un modelo agrícola que mire a largo plazo, teniendo en cuenta riesgos ambientales como el calentamiento global, y asegurando un futuro digno para los agricultores de estos territorios.

Las entidades proponen, por ejemplo, optimizar los usos que aseguren unos caudales que mantengan los ríos vivos, apostar por la agricultura ecológica y la creación de mosaicos agrícolas o reducir el uso de plaguicidas. En definitiva crear un espacio natural en las Bardenas aragonesas similar al Parque Natural de las Bardenas Reales de Navarra, que pueda convivir con el regadío y suponga un motor de desarrollo ambiental.

Comentarios