La escuela universitaria de La Almunia y la universidad de Pau se encuentran en Jaca y Canfranc

Alumnos de la Escuela Politécnica de La Almunia de doña Godina (EUPLA) -centro adscrito a la Universidad de Zaragoza- y del Institut Superieur D´Aquitaine de Batiment et Travaux Publiques (Universidad de Pau) de la localidad francesa de Anglet ponen en común en Jaca y en Canfranc desde este jueves los trabajos conjuntos que llevan desarrollando a lo largo de este curso. Se trata de un iniciativa internacional pionera entre ambos centros universitarios para desarrollar proyectos formativos comunes de alto nivel tecnológico como el diseño integral de un edificio, con el desarrollo y cálculo de una estructura de hormigón armado, así como, definición de cerramientos, envolvente, instalaciones, y medidas de eficiencia energética.

 Tras una primera reunión en La Almunia y una segunda en Anglet, la elección de Canfranc y Jaca responde, entre otras cuestiones, al interés que suscita la estación internacional de Canfranc para los alumnos de Ingeniería Civil y de Arquitectura Técnica y especialmente para los universitarios franceses que con “esta reunión de trabajo pueden conocer este importante edificio, muy de actualidad, así como el resto de trabajos de ingeniería que se desarrollaron en su puesta en marcha”, explica el subdirector académico de la EUPLA, Juan Villarroya.

 Los alumnos de Arquitectura Técnica e Ingeniería civil de la EUPLA y el Institut Superieur D´Aquitaine de Batiment et Travaux Publiques (ISABTP) han iniciado su tercer encuentro de este curso con la visita técnica a la Estación Internacional de Canfranc conociendo de primera mano su estado, las fases de la restauración y la historia de la misma

 Las dos escuelas universitarias han reanudado durante estos días el proyecto conjunto en el que los alumnos franceses y españoles trabajan en un modelo común, desarrollando distintas soluciones constructivas, cálculos de estructura o diseño, de un edificio de viviendas

Ambos centros universitarios son afines en sus contenidos pedagógicos, técnicos y tecnológicos en los que trabajan y desarrollan, son alumnos de la misma edad, pero para Juan Villarroya, hay unos temas que llaman especialmente la atención a los universitarios de ambas escuelas. “Aunque tienen tantas afinidades formativas, hay notables diferencias en la forma de trabajar, en la forma de construir, en el tipo de estructuras que se seleccionan y eso que solo nos separan 300 kilómetros”, explica. Son aspectos, apunta el subdirector académico de la EUPLA, que “enriquecen mucho la formación de nuestros futuros graduados en Ingeniería Civil y en Arquitectura Técnica, y de sus compañeros galos de Ingeniería Civil”.

Comentarios