El Grand Prix de Santa Cilia baja el telón con la vista puesta en nuevas citas internacionales

Santa Cilia despedía la fase española del Soaring Grand Prix con un buen sabor de boca. El británico Jon Gatfield se proclamaba vencedor de la competición, seguido por el alemán Jurgen Wenzel y el italiano Thomas Gostner. La última jornada se desarrollaba sin incidencias de consideración en un itinerario marcado entre Yebra de Basa, Latre, Isín, Jaca, Berdún, Santa Lucía, la presa de Yesa y el aeródromo, siendo los veleros visibles desde numerosos puntos del Alto Gállego y la Jacetania. 

En torno a un centenar de personas entre pilotos, técnicos y demás personal auxiliar han trabajado durante una semana en el Aeródromo de Santa Cilia (instalaciones del Gobierno de Aragón dependientes de Turismo de Aragón) para hacer posible el Grand Prix. Luis Ferreira se mostraba satisfecho porque el campeonato “supone la puerta de entrada en un tipo de competición no clásica, cuyo principal objetivo es dar a conocer el vuelo sin motor; por eso, las pruebas se pueden seguir en tiempo real y hacer que los pilotos pasen por sitios en los que la población les pueda ver, todos a la vez, lo que supone todo un espectáculo”. “Hemos hecho una clasificatoria, pero quizás, dentro de unos años, podamos organizar una final”, señalaba Ferreira, tras el éxito de la prueba que finalizaba este sábado.

Para ello, hay dos requisitos fundamentales: tener unas buenas condiciones meteorológicas y que sea un lugar conocido. Por eso, “los pilotos son nuestros mejores embajadores”, señala Ferreira. Que los mejores pilotos de Europa regresen a sus clubes de origen  con buenas impresiones es la prioridad de Fly Pyr y el Aeroclub Nimbus con la organización de este campeonato. Un objetivo que se ha cumplido con la exitosa celebración de la fase española del  Soaring Grand Prix 2017.

Durante los 10 días en los que se ha desarrollado la prueba, los pilotos y sus acompañantes han ocupado plazas hoteleras de Santa Cilia, Jaca, Santa Cruz de la Serós, Puente la Reina y otras localidades, en establecimientos que se han visto beneficiados con la llegada de clientes en una temporada en la que habitualmente la demanda turística desciende.

Comentarios