La jornada de Redolada, reivindica la vida en los pueblos pequeños

Torrelabad, era el núcleo que acogía, este domingo, la XIII Redolada, la jornada de convivencia del municipio de Graus. Los anfitriones eran los 12 vecinos de Torrelabad, de los cuales el 70% está por debajo de los 50 años, que recibían a todos aquellos que, durante la jornada, se acercaban hasta este núcleo a disfrutar de algunos de los actos programados. La comida reunía a 458 comensales no sólo del municipio de Graus, sino también de localidades vecinas como Capella, de comarcas próximas como el Somontano e incluso de países como Australia.

La jornada la iniciaban las 90 personas que participaban en la excursión senderista realizada en colaboración con el Centro Excursionista de la Ribagorza y que, llegaba andando hasta el núcleo, donde les esperaba un suculento recibimiento.

A lo largo de la mañana se realizaban diferentes actividades como el graffitti infantil con la Asociación La Craba, los juegos tradicionales o hasta 3 exposiciones. Se presentaba el panel informativo del núcleo y, en el exterior, se celebraba la misa cantada por el grupo de jotas Virgen de la Peña y oficiada por los párrocos de Graus. A continuación tenía lugar la comida, en la que participaban 458 vecinos y que se celebraba en la carpa habilitada para ellos.

Antes de iniciar la comida se homenajeaba al último vecino empadronado, Ángel Expósito, y a la vecina que más tiempo lleva, Luisa Salinas de 90 años.

José Miguel Cadena, delegado de alcaldía, destacaba que la Redolada había supuesto para el pueblo llenarlo de gente como nunca antes se había vivido. Además, la jornada de convivencia se traducía también en mejoras en el acceso al núcleo y en alguna calle.

La presidenta de la Comarca de la Ribagorza, Lourdes Pena, que participaba por primera vez en esta jornada, agradecía la invitación y hacía un llamamiento a la gente, sobre todo, joven, para apostar por vivir en los pueblos.

Por su parte, el alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, recordaba que esta actividad surgió hace 13 años con el objeto de dar a conocer el municipio, a los propios vecinos, y que, este domingo, era un actos reivindicativo de quienes quieren vivir en su pueblo con la misma calidad de vida de quienes viven en la ciudad.

La tarde continuaba con actividades infantiles y campeonato de guiñote y bingo y se clausuraba el día con el baile amenizado por los Lleida Brothers.

Comentarios