Las trabajadoras de limpieza de Sabiñánigo pactan nuevos servicios mínimos con el Ayuntamiento

concentración trabajadoras limpieza Sabi

Las 19 trabajadoras de limpieza de la empresa KLE Servicios Integrales, que realizan labores de limpieza en los edificios municipales de Sabiñánigo, han comenzado este lunes una huelga indefinida, sin conocer a primera hora los nombres de la trabajadoras que debían realizar los servicios minímos que determinaba la patronal. El listado llegaba a media mañana dejando liberada a la representante sindical y el resto de empleadas debían atender todos los servicios mínimos.

Esta situación que desde un principio ha sido calificada de abusiva por los sindicatos, ha sido denunciada ante la administración laboral. A última hora una representación del Comité de Huelga se ha reunido con el alcalde para tratar el tema y han llegado a un acuerdo de 6 trabajadoras que realizaran los servicios mínimos de limpieza, distribuyéndose los grupos y turnos en rotación semanal. Ha comentado la delegada sindical, María Dolores Martín, que esperan una solución en estos días, con las acciones que lleva a cabo el Ayuntamiento.

Desde la representación sindical de la Comarca Alto Gállego han mostrado su solidaridad total con el colectivo de trabajadoras de la empresa KLE, contratada por el Ayuntamiento de Sabiñánigo para el servicio externalizado de limpieza de diversos espacios públicos.

Respaldan las medidas emprendidas por las trabajadoras que durante mucho tiempo vienen sufriendo una situación de pérdida de derechos laborales, como es el incluido el salario. En su escrito de apoyo precisan que “la situación de estas trabajadoras supone un indignante ejemplo más de la valoración que para ciertos gestores públicos y privados suponen los trabajos de limpieza; un sector especialmente feminizado y precarizado que en muchas ocasiones es externalizado en procesos que, amparándose en el falso mito del ahorro de dinero público, solo benefician a empresas sin escrúpulos”.

En este sentido apuestan por un modelo público de empleo garantizar los derechos laborales y la calidad de los servicios. Asimismo apoyan su actitud firme y valiente en defender su dignidad y sus derechos.

La semana pasada no se llegaba a ningún acuerdo con el representante de la empresa, en la reunión mantenida en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, SAMA, de Huesca. En este encuentro se pretendía llegar a una solución en los impagos de la empresa, que les deben las dos últimas nóminas y una paga extra.

La empresa se en encuentra en pre-concurso de acreedores. No tiene dinero para abonarles los salarios y esta embargada por Hacienda y la Seguridad Social por un montante de 11 millones de euros. El titular del Juzgado número 2 de Palma de Mallorca es el que tiene nombrar ahora un Administrador concursal.

Comentarios