CCOO Aragón celebra su XII Congreso, en el que se elegirá un nuevo secretario regional

El sindicato CCOO ha comenzado la celebración de su XII congreso regional, que se prolongará hasta el próximo sábado. Un encuentro que inauguraba Julián Buey, secretario general saliente, y que realizaba un análisis y valoración de sus últimos cuatro años de mandato. Ampliaba la mirada, y recordaba que, de sus 12 años al frente del sindicato, diez lo ha pasado en una situación de crisis económica muy dura y complicada. Reconocía que se han sentido muy acosados por sus adversarios, y han conocido cuáles son sus debilidades para afrontarlas mejor, cara al futuro.

CCOO, aseguraba, lleva realizando desde hace unos meses, y con más fuerza en estos congresos territoriales dónde se eligen los nuevos órganos de dirección, la campaña “Repensar el sindicato”. Un proceso para valorar los orígenes del sindicalismo y marcar la hoja de ruta para los retos venideros. Buey valoraba que se está saliendo bien de la crisis y se están proyectando con fuerza hacia el futuro, con un relevo generacional importante y con la incorporación de mujeres a los puestos de dirección del sindicato.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, presente en el Congreso, valoraba positivamente la gestión realizada por Julián Buey al que calificaba como un amigo con el que ha compartido estos casi 9 años, desde que en el noveno congreso confederal de CCOO decidieron dar un cambio importante a la organización

.

Toxo hacía referencia a la entrega en el Congreso de los Diputados por parte de los sindicatos: CCOO y UGT de una propuesta dirigida a los grupos parlamentarios para derogar los artículos 315.3 y 172 del Código Penal, realizada este mismo martes. Una iniciativa para suprimir la actual legislación que da soporte a las condenas y sanciones contra los sindicalistas, criminalizando la acción sindical y el derecho de huelga. Indicaba que han realizado una intensa campaña contra los 300 procesamientos que amenazan con llevar a prisión a sindicalistas por el mero hecho de secundar convocatorias de huelga.

Comentarios