El radar de Estrecho Quinto recauda 1,6 millones de euros al año

radar, autovía, camión, Loporzano

Según los datos que ha facilitado el Gobierno en una respuesta parlamentaria a un diputado socialista, el radar que está ubicado en la carretera N-240 entre Huesca y Barbastro, en la zona de Loporzano, en Estrecho Quinto, es uno de los que más recauda en toda España. El año pasado las multas por exceso de velocidad en ese tramo ascendieron a 1,6 millones de euros. Es el tercero más productivo de todo el país.

Los otros dos radares que más sanciones registran están situados en la A-4 en la provincia de Córdoba y en Murcia en la A-7 con casi 4 millones de euros recaudados, el primero, y 2,1 millones el segundo.

En la provincia de Huesca se registran unas 90.000 multas por exceso de velocidad al año. El radar de Estrecho Quinto en Loporzano "cazó" en 2016 a 33.734 vehículos y es el primero de la lista. El límite de velocidad es de 70 kilómetros hora.

Las causas que se atribuyen a esas cifras de sanciones son principalmente el despiste de los conductores en una carretera recta y con el aviso del radar. Además desde hace un tiempo se ha variado el margen de tolerancia en los radares y además ahora también se diferencia el tipo de vehículo y la velocidad a la que tiene que circular por esa vía, si se comente una infracción. Causas que han propiciado el aumento de sanciones.

La DGT tiene en la provincia de Huesca 20 cabinas de radares fijos de los que 19 están colocados en vías convencionales y uno en autovía. De ellos 10 son los que están en funcionamiento permanente y que van rotando por diferentes puntos de la red viaria altoaragonesa.

Los radares fijos de la DGT captaron el pasado año más de 1,7 millones de infracciones por exceso de velocidad. La mayoría se produjeron en autopistas libres y autovías, según el estudio de Automovilistas Europeos Asociados, donde no se incluyen las carreteras del País Vasco y Cataluña.

Comentarios