Las terrazas de bares de Jaca estarán delimitadas por elementos físicos

La nueva ordenanza reguladora de la ocupación del espacio público de Jaca entra ahora en periodo de alegaciones públicas tras la aprobación inicial del pleno municipal. Tras su puesta en marcha la superficie se deberá delimitar mediante elementos auxiliares y con unos adhesivos en el suelo que no dejen lugar a dudas sobre el espacio permitido. Hay otras obligaciones estéticas, dependiendo de la zona, también de horario, hasta las 1’30 horas como máximo los días festivos, y también se obligará a desmontar los módulos prefabricados de la avenida Primer Viernes de Mayo el 30 de septiembre.

La ordenanza se aprobaba inicialmente en el pleno de este mes de mayo. PP votaba en contra por “falta de información” y considera que debería adaptarse a diferentes zonas de la ciudad. CHA, Aragón Sí Puede y Cambiar Jaca se abstenían a la espera de las alegaciones que puedan surgir en el periodo que ahora comienza. Como explicaba Javier Blasco, portavoz de CHA, consideran que es una ordenanza discriminatoria con el comercio respecto a la hostelería y esperan conocer la valoración de la Asociación Acomseja. La nueva ordenanza no permite la colocación de percheros o mostradores fuera de los periodos de mercados o jornadas de comercio en la calle.

En cuando a las terrazas de hostelería, en estos momentos hay unos metros cuadrados permitidos, anteriormente se establecía un número de mesas y sillas, pero ninguno de los dos métodos ha resultado efectivo por lo que la nueva ordenanza obligará a los establecimientos a delimitar sus terrazas con maceteros u otros elementos rígidos que impidan sobrepasarlos.

Son los propietarios del establecimiento los responsables de velar por el cumplimiento y si no es así, se establecen multas que llegan a los 3000 euros, siendo la cuantía máxima de las infracciones leves de 750 euros.

La ordenanza debe respetar unas normas de convivencia que, en cuanto a ocupación de la vía pública delimita un paso mínimo para el peatón. En las aceras será obligatorio dejar 1’8 metros libres y en las zonas peatonales 2’5 metros.

No estará permitido poner mesas ni sillas en el interior de los porches de uso público, como los de la plaza de la catedral. Allí, también se concreta que se prefiere el uso de barandillas de forja para delimitar las esquinas del área de uso hotelero. En ningún caso podrá haber mobiliario con publicidad.

El horario se extiende hasta las 0’30 horas y se amplía una hora los sábados y vísperas de festivos.

Esta ordenanza debe pasar varios trámites y está previsto que comience a regular a partir del 1 de enero de 2018. De todas formas, las nuevas licencias ya deberán acogerse a ella.

Comentarios