La principal carretera de acceso al cañón de Añisclo continuará cerrada al tráfico este verano

reunión añisclo

La carretera HU-631, principal acceso al cañón de Añisclo, continuará cortada al tráfico durante el verano con motivo de las obras que se ejecutarán para solucionar los problemas estructurales de uno de los túneles. Su tramitación tendrá carácter de urgencia pero el plazo estimado para esas actuaciones ronda los seis meses. Se trata de un punto turístico con una alta afluencia durante los meses de julio, agosto y septiembre, pero presenta grietas importantes y la boca sur se ha desplazado más de 30 centímetros. Para garantizar la seguridad de los visitantes se introducirán grapas para fijar la infraestructura; es como coser la roca para fijarla.

El acceso al cañón de Añisclo estará, no obstante, garantizado por la vía alternativa, por Puyarruego y Buerba. Se trata de una vía en “malas condiciones”, según denuncian desde el territorio por la falta de mantenimiento, puesto que se trata de una pista asfaltada. El Gobierno de Aragón se ha comprometido a iniciar los trámites para convertirla en autonómica y llevar a cabo las intervenciones necesarias para mejorar la señalización y la información en dicha vía para este mismo verano. Desde el territorio lo consideran un gran paso.

La principal carretera de acceso al cañón de Añisclo permanece cortada a la circulación desde mediados de abril con motivo de problemas estructurales detectados en el segundo de los tres túneles existentes.

 

El consejero Soro ha explicado que en este momento, y ante el cierre del túnel por cuestiones de seguridad, se está trabajando en dos líneas. “Por un lado durante este mes se han realizado estudios para saber cuál es la situación del túnel, que es muy delicada, porque en tan solo un mes se ha desplazado dos centímetros tanto en dirección vertical como horizontalmente”. El consejero ha indicado que debido a esto se va a llevar a cabo una actuación de emergencia en los próximos meses.

 

El consejero ha explicado que dicha actuación de emergencia en el túnel no permitirá que este paso esté abierto este verano, pero sí ha garantizado el acceso al Cañón de Añisclo a través del camino que une Puyarruego y Buerba, y en la que se va a proceder, dentro de estas actuaciones de emergencia, a mejorar la señalización e información, para garantizar la seguridad de todas las personas que este verano se trasladen a este valle, así como el paso entre las localidades de Escalona, Nerín y Fanlo. 

 

A este respecto, ha indicado que se van a comenzar los trámites administrativos y jurídicos para que esta vía se pueda incorporarse a medio plazo a la red autonómica de carreteras y así hacer una actuación completa sobre la misma. Hay que recordar que la citada vía no es de titularidad autonómica.

 

Por su parte el consejero Olona se ha referido a los más de 600.000 visitantes que recibe el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido al año y ha asegurado que “desde el personal del parque se dará la información precisa a los visitantes para minimizar el impacto de un problema del que nadie es responsable puesto que es de índole geológica y al que hay que dar una solución realista”.

La dirección general de Movilidad e Infraestructuras determinó el cierre de la carretera HU-631, que recorre el cañón de Añisclo, el pasado 18 de abril ante la evidencia de movimiento en uno de los túneles y el riesgo y falta de seguridad. El corte se produce desde el kilómetro 5, en la Fuente de los Baños, hasta el kilómetro 13. 

Comentarios