Monzón pone en valor su pasado templario en los prolegómenos a Mont-rodón

El programa Hoy por Hoy Huesca, conducido por Luis Laiglesia, se realizaba este viernes desde Monzón para vivir las horas previas al arranque del Homenaje a Guillem de Mont-rodón, quien fuera tutor del niño-rey Jaime I durante su estancia en el castillo montisonense. A lo largo de todo el fin de semana, la capital ribereña revive este episodio con esta fiesta de recreación declarada de Interés Turístico de Aragón.

Por el estudio móvil, que se ubicaba en la terraza del Bar Cuatro Esquinas, pasaba el alcalde de Monzón, Álvaro Burrell, que además de explicar lo que supone este evento para la ciudad, reivindicaba su pasado histórico, símbolo de lo que ha significado en la historia de Aragón y España. Detallaba las inversiones realizadas por el Estado en el Castillo de Monzón, tanto en obras de Urgencia como Emergencia, pero decía que se necesitan más actuaciones de rehabilitación. También analizaba la actualidad industrial, destacando los proyectos de ampliación de media decena de empresas en el Polígono La Armentera.

En ese sentido, el concejal de Desarrollo, Gonzalo Palacín, explicaba las buenas perspectivas con las que cuenta la Terminal Intermodal de Monzón. Como edil responsable del mercado medieval, Palacín manifestaba que se han ampliado los puestos participantes en el mercado y animaba a todos los altoaragoneses a que vengan a disfrutar de esta fiesta.

Por su parte, Darío Español, de la empresa Medievalia y Héroes Legendarios, hablaba de recreacionismo, haciendo un recorrido por las fiestas más destacadas a nivel provincial y también nacional, mientras que el mismísimo Guillem de Mont-rodón, encarnado por el actor José Manuel Baena, explicaba las novedades de esta edición, donde se van a estrenar dos nuevas escenas teatrales. Asimismo, reivindicaba la importancia de este personaje en la educación del niño-rey Jaime I.

En el espacio con el concurso “Comer en el Altoaragón”, tomaba la palabra el cocinero local, Jairo Sánchez, encargado de elaborar una cena para 500 personas durante la noche del sábado, en el marco de los actos del Homenaje a Mont-rodón. El también presidente de la hostelería local explicaba el modo de preparación de la cena, que tiene como protagonista la judía caparrona, típica de Monzón, y por tanto, producto de proximidad, que es lo que se pide en esta edición del concurso gastronómico.

También en la segunda parte se unía el concejal de Cultura, Adelardo Sánchis.

Comentarios