La brillante situación de la SD Huesca en la Guía Económica de la LFP

La segunda edición de la Guía Económica sobre las cuentas de los clubes de LaLiga Santander y LaLiga 1|2|3 sirve para conocer la situación financiera de todos los equipos que militan en el fútbol profesional y revela datos tan significativos como son las deudas que mantienen muchos de ellos y el personal administrativo. En este caso la SD Huesca sigue siendo un ejemplo presentando superávit en sus cuentas , sin déficit, y siendo uno de los más saneados de la categoría.

Otro dato que llama la atención es que la SD Huesca solamente cuenta con 5 personas en el personal administrativo, mientras que el Elche cuenta con 61, Real Zaragoza con 42 o Mirandés, Levante y Alcorcón con 40, por poner un ejemplo.

Entre las principales claves de la Guía destaca la consolidación de la tendencia hacia la rentabilidad y la reducción de deuda, para liberar recursos destinados a proyectos.

Los esfuerzos del fútbol español por garantizar su sostenibilidad a medio y largo plazo siguen dando resultados y, tras cuatro temporadas de control económico de LaLiga, los casos de clubes en pérdidas cada vez son menores, según se comenta desde la propia Liga.

Si en 2014-2015 eran cinco los equipos de la actual LaLiga Santander que registraron números rojos, en 2015-2016 sólo fue uno, el Valencia CF, y por las provisiones asumidas tras la resolución de la Comisión Europea (CE) sobre ayudas de Estado. En LaLiga 1|2|3 son siete casos, todos vinculados a equipos con accionistas que han cubierto esas pérdidas para potenciar estructuras.

Así se desprende de los resultados recogidos en la Guía Económica de LaLiga elaborada por Palco23 (www.palco23.com), el primer informe que se publica en Europa con un análisis exhaustivo de las cuentas y el modelo de negocio de los equipos que forman parte de LaLiga en la temporada 2016-2017. El estudio, patrocinado por el Centro de Estudios Garrigues, revela que el reto de muchas entidades continúa siendo la reducción del endeudamiento, así como la búsqueda de nuevas palancas de crecimiento.

El documento, que abarca de la temporada 2012-2013 a 2015-2016, la última con datos auditados, refleja el fuerte peso que tienen los derechos de televisión en la estructura de negocio de los clubes, que supera el 50% en todos los casos, a excepción de FC Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid; en algunos casos, incluso roza el 90%. Excluidos estos tres equipos, la media de ingresos comerciales en LaLiga Santander ronda los 6 millones de euros, por los 4 millones que representan las cuotas de socios y abonados. En este sentido, cabe destacar la importante brecha de ingresos que genera cada vez más el participar o no en competiciones de la UEFA.

La entrada en vigor de los nuevos contratos audiovisuales, que ha elevado la cifra de negocio mínima de los equipos en LaLiga Santander por encima de los 40 millones y en LaLiga 1l2l3 por encima de los 6 millones, también ha apuntalado los planes de saneamiento. Muestra de ello es que Real Sporting y CA Osasuna han podido cancelar importantes pasivos y sanear su balance, mientras que han desaparecido casos de impagos de deuda o riesgos de suspensiones de pago. De hecho, son pocos equipos los que han visto aumentada su deuda neta, ya sea por cuestiones como la construcción de un nuevo estadio (Atlético de Madrid) o porque anteriormente acumularon importantes saldos a cobrar por traspasos que ya han recibido (Real Sociedad o RC Celta).

Pese a la consolidación de la generación de beneficios, todavía son puntuales las ocasiones en las que un club decide repartir dividendos entre sus accionistas. En 2015-2016 fueron el Córdoba CF y el CD Numancia los que destinaron parte de las ganancias a retribuir a los socios, mientras que el resto ha decidido destinar los resultados o bien a seguir reforzando plantilla (los gastos de personal crecieron, pero a un ritmo inferior al de los ingresos) o a inversiones en inmovilizado, ya sea en mejoras de los estadios o construcción de nuevos espacios en las ciudades deportivas.

En cuanto a los gastos, existe una clara correlación respecto a los ingresos, también fruto del control económico. Los costes de personal y las amortizaciones de inmovilizado continúan siendo las dos partidas que más recursos consumen, aunque en la mayoría de casos de LaLiga Santander se cumple la recomendación de que la masa salarial no supere el 70% del negocio ordinario. En LaLiga 1|2|3 es más complicado porque las estructuras administrativas son menores, aunque el conjunto de LaLiga ha rebasado ya por primera vez los 2.000 trabajadores ajenos al área deportiva.

Por último, las plusvalías por traspasos continúan evidenciando que, si bien hay equipos como el Sevilla FC que han sabido hacer estructural esta fuente de ingresos, otros no. No obstante, la televisión permitió a entidades como la Real Sociedad o el Athletic Club suavizar la transición de una temporada con importantes ingresos por venta de jugadores a otra sin casi facturación por este concepto.

Javier Tebas, presidente de LaLiga, considera que "para poder competir con el resto de grandes propiedades deportivas tenemos que seguir creciendo con la comunicación global y la digitalización". "En dos años, podremos decir que LaLiga Santander y LaLiga 1|2|3 están totalmente saneadas", añade Javier Gómez, director general corporativo de LaLiga.

Comentarios