El Homenaje a Mont-rodón sigue creciendo

Montrodon

Tras varios años en los que la lluvia o el viento hacían su presencia, el XVII homenaje a Guillem de Mont-Rodón pasará a la historia por el excelente clima que le ha acompañado, favoreciendo una concurrida asistencia de gente a todos los actos.

Entre los actos más multitudinarios, el desfile principal el sábado por la tarde, en el que participaban centenares de personas, tanto de Monzón como de localidades vecinas y otras comunidades. También era muchísima la gente que lo presenciaba, con especial incidencia en la Calle Joaquín Pano, donde no cabía ni un alfiler.

Otro de los actos que más expectación levantaba era el Torneo Medieval a caballo, el domingo por la mañana, en el rio Sosa, que corría a cargo de Héroes Legendarios y que despertaba el interés de niños y mayores.

En cuanto a los actos más emotivos, cabe destacar la entrega del Premio “Mont-rodón” que concede Ixordadors, y que en esta segunda edición recaía en Pepi Muñoz por su incansable labor, muchas veces entre bambalinas, para que sus compañeros brillen en escena.

Durante el acto, también se entregaban Picas a los ayuntamientos de Fonz, La Almunia de San Juan, Pomar y Alfantega pertenecientes a la Comarca del Cinca Medio, haciéndoles partícipes de esta fiesta de la ciudad de Monzón, así como también se hacía entrega de una Pica a los Templarios de Caravaca de la Cruz con el Escudo de Monzón.

Y especialmente emocionante fue también la sorpresa que José Manuel Baena, actor que encarna a Mont-rodón, tenía preparada para Adrián Torres, ya que este año se despide de su papel como niño-rey Jaime I tras varios años desempeñando este papel.

Mareas de gente inundaban el Mercado Medieval, esparcido por la Plaza Mayor, Avenida del Pilar y calles Santa Bárbara, San Antonio y Juan de Lanuza. Los niños tenían su espacio en la zona de juegos infantiles de la Plaza del Conservatorio, los más “puristas” en el campamento medieval que se instalaba en el Parque de la Azucarera. Y un año más, quedaba la sensación de que la gente que se sumaba a la fiesta con el traje típico de la época había aumentado. En resumen, el Homenaje a Mont-rodón sigue creciendo.

Comentarios