La Escuela Politécnica del Campus de Huesca crea una Biblioteca de Semillas

La Escuela Politécnica Superior de Huesca va a contar con una Biblioteca de Semillas. Este centro del Campus oscense de la Universidad de Zaragoza, especializado en estudios agrarios y medioambientales, pone en marcha este nuevo servicio, a través del cual se realizará el préstamo de semillas de plantas autóctonas de Aragón, a usuarios de esta biblioteca universitaria, para su uso hortícola. La colección inicial –que se va a incrementar con la colaboración de la Red de Semillas de Aragón– está formada por 70 especies provenientes del Banco de Germoplasma del Centro aragonés de Investigación y Tecnologías Agroalimentarias (CITA).

Diecinueve variedades de lechuga, diez de sandía, veintiocho de melón, siete de calabaza y calabacín, seis de pepino y cinco de plantas aromáticas y ornamentales, estarán disponibles, a partir del 26 de mayo, en que se presenta y pone en marcha esta propuesta, en la biblioteca del centro. Esta selección ya está incluida en el Catálogo de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza, junto a un millón de publicaciones y recursos bibliográficos que abordan todos los campos del conocimiento humano. El servicio funcionará, de forma experimental, en una primera fase, orientado especialmente a los usuarios de huertos ecológicos de este centro universitario; ampliándose progresivamente sus destinatarios y fondos en sucesivas etapas.

Este proyecto, liderado por la biblioteca de la Escuela Politécnica Superior, ha sido posible gracias al trabajo multidisciplinar y al establecimiento de redes de colaboración entre bibliotecarios, profesores e investigadores especialistas en producción vegetal, técnicos especialistas en bancos de germoplasma, técnicos de laboratorio, horticultores y alumnos egresados.

Las semillas se conservarán en condiciones ambientales especiales, en una nevera, con gel de sílice. Los usuarios se comprometerán a retornar semillas de las plantas nacidas de las recibidas en préstamo, a la biblioteca, para que puedan utilizarlas otras personas. También se recogerá información de la producción obtenida.

Una vez experimentado un ciclo completo de préstamo y devolución de semillas, de mayo a noviembre, se analizarán los resultados y se plantearán las acciones de mejora para iniciar el siguiente ciclo de funcionamiento del servicio.

Comentarios