Lluvia de demandas a la CHE: los ayuntamientos multados por el canon de vertidos pasan a la ofensiva

Canfranc ha sido el primero ayuntamiento en llevar a los tribunales a la CHE por la sanción que le impuso la Confederación por no depurar sus aguas. Es sólo el primero de los 20 municipios del Pirineo que no tienen depuradoras y están recibiendo esas sanciones. Llevan meses trabajando con los servicios jurídicos de la Diputación Provincial, que les está asesorando y se encuentra preparando otra decena de demandas contra la Confederación Hidrográfica del Ebro ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

El segundo ayuntamiento que tiene todo preparado es el de Tierz a la  espera que en los próximos días hagan lo mismo Aínsa, Ansó, Boltaña, Broto, Castiello de Jaca, Panticosa, Sallent de Gállego, Villanúa y Valle de Hecho. También el municipio de Aisa lo está realizando con servicios jurídicos propios.

En el recurso ya enviado por el Ayuntamiento de Canfranc se solicita, además, que se suspenda el cobro de la multa hasta que no haya una sanción definitiva. En el caso de Canfranc la CHE le sanciona con 3.318,40 euros.

“TODAS NUESTRAS ALEGACIONES SE HAN DESESTIMADO”

El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, reitera que consideran injustas estas multas, que se han agotado las vías administrativas y que la CHE no ha querido reunirse con ellos. “Hemos realizado varias alegaciones, tampoco aceptaron nuestros recursos de alzada por lo que hemos llegado al último paso que son los tribunales.”

En el caso de Canfranc el requerimiento de la CHE asciende a 3.318 euros, pero otros municipios pueden llegar hasta los 6000.

La competencia de cesión de aguas es municipal, pero éstos ya cedieron esas competencias al Instituto Aragonés del Agua y el propio Estado declaró las obras de construcción de depuradoras en los pueblos del Pirineo de “interés general”, por eso ahora no entienden por qué les denuncian y se convierten en “juez y parte” de esta situación.

En un principio el Estado pagó una cantidad para ese fin, una cuantía que debía gestionar el Instituto Aragonés del Agua, pero que finalmente no se ha ejecutado. Suponen que ese dinero se ha destinado a otras obras, pero mientras tanto se queja de que ellos ya están pagando un canon de saneamiento superior por no depurarlas.

Comentarios