La recuperación de ecosistemas en Aragón, del investigador Francisco Comín, premio de la Society for Ecological Restoration

Francisco Comín

El investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y quien fuera director del IPE de Jaca, Francisco A. Comín, ha recibido la máxima distinción de la asociación internacional Society for Ecological Restoration (SER), por haber contribuido significativamente a promocionar la restauración de ecosistemas degradados y por haber realizado investigaciones innovadoras para el avance de la restauración de humedales, ríos y cuencas hidrográficas, como las realizadas en Aragón.

El premio “John Rieger”, nombre del fundador de la SER, se otorga cada dos años a personas que hayan demostrado excelencia durante sus trabajos relacionados con la restauración ecológica.

La concesión del galardón distingue también la excelencia al haber contribuido con estrategias y técnicas de restauración innovadoras que el doctor Comín ha desarrollado en proyectos de restauración de humedales, ríos y zonas mineras en la cuenca del río Ebro (España) en lagunas y manglares de Yucatán (México), y en otros países europeos (Italia, Dinamarca, Francia) e iberoamericanos (Perú, Brasil, Colombia). En concreto, en Aragón ha trabajado en los humedales de la cuenca del río Flumen, en la Laguna de Gallocanta, en las riberas de la Reserva Natural de los Galachos del Ebro o en las del río Piedra. Las minas de Corta Alloza, en Alloza y Gargallo, en Estercuel, han sido otras dos áreas en las que el doctor Comín ha desempeñado su labor, trabajando y promocionando la restauración ecológica durante más de 20 años.

Para el doctor Comín, “este premio supone el reconocimiento de la comunidad internacional de profesionales de la restauración de ecosistemas a los trabajos realizados durante 25 años en favor de recuperar espacios degradados e integrarlos en usos para la población, especialmente en el medio rural. También es un premio a la promoción global de la restauración de ecosistemas como herramienta para el desarrollo socio-ecológico.”

LA IMPORTANICA DE PRESERVAR LOS ECOSISTEMAS

Como explica el doctor: “Es conveniente que los ecosistemas mantengan su estructura natural ya que aportan muchos servicios como por ejemplo la regulación de contaminantes, de la temperatura, acumulan carbono y amortiguan las inundaciones. El problema es que tanto el cambio climático como las actividades humanas han degradado estos ecosistemas, perdiendo muchos de los servicios que prestaban. Mi trabajo, como el de muchos otros compañeros, es recuperar esas funciones para volver a lo que eran antes, decidiendo en conjunto con la sociedad cómo ha de ser la restauración y qué usos se les puede dar a los ecosistemas restaurados”.

Durante su carrera científica, el científico del IPE también ha dirigido 25 tesis doctorales y numerosos proyectos de investigación, nacionales e internacionales. Una de las aportaciones más destacadas de sus trabajos es la integración de la restauración de ecosistemas en el desarrollo socio-ecológico de la población humana y del territorio, particularmente en el medio rural. Además, ha organizado numerosos congresos, entre ellos los mundiales de restauración ecológica en 2005 (Zaragoza, España) y 2011 (Mérida, México). Asimismo, el recién galardonado también promovió la constitución de la Sociedad Iberoamericana y del Caribe para la Restauración Ecológica, estimulando una red de profesionales de la restauración ecológica en Latinoamérica, además de haber formado estudiantes e investigadores en varios países iberoamericanos.

La Society for Ecological Restoration trabaja tanto en el ámbito internacional, nacional y regional con diversas instituciones públicas y privadas para avanzar en la restauración ecológica en beneficio de la biodiversidad, los ecosistemas y los seres humanos. ciaragon@csic.es

Comentarios