Jaca recuerda a Pedro Montserrat, el gran descubridor botánico de los Pirineos

Sin el trabajo realizado por Pedro Montserrat en sus más de 70 años de carrera no conoceríamos muchos de los tesoros botánicos del Pirineo. La mitad de su larga vida la pasó en Jaca y la ciudad ha querido rendirle un homenaje póstumo en un acto al que acudían sus familiares, numerosos discípulos y personas de la ciudad de Jaca que no olvidan su gran labor de investigación. Fue cofundador de lo que hoy es el Instituto Pirenaico de Ecología y allí creó el tercer herbario más grande de España.

Ha sido premio Medioambiente de Aragón en 1999 y el Ayuntamiento de Jaca le entregó el reconocimiento de Sueldo jaqués, un nombramiento que levaba con orgullo. Tras su traslado a Jaca, su implicación fue absoluta hasta el final de sus días. A través de su investigación desgranó la flora altoaragonesa, a la que ha dedicado buena parte de su obra. Su investigación le ha llevado a tener más de 25 especies de plantas dedicadas. Además, ha descrito o recombinado alrededor de 150.

Su gran asignatura pendiente, según cuenta su hijo, el también botánico José María Montserrat, es que en el Pirineo aragonés no se aplicaran sus teorías de conservación de los pastos de montaña y de fomento de la ganadería extensiva.

El alcalde de Jaca, la delegada en Aragón del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y compañeros del Instituto Pirenaico de Ecología le recordaban con cariño y admiración. Asistía gran parte de su familia. Su viuda, Pilar Torrens, y sus hijos Gabriel, Catalina, Maria Pilar, Francisco o José María.

REPASO A SU LEGADO ÉTIPO Y CIENTÍFICO

Su compromiso permanente con los problemas ambientales y socioeconómicos y con los habitantes de las montañas lo hicieron merecedor de numerosos premios y reconocimientos, tanto españoles como internacionales. Durante más de cuarenta años de trabajo en Jaca ha cosechado el cariño de aquellos que lo conocieron.

Pedro Montserrat Recoder (1918-2017) fue un importante botánico y ecólogo español. Sus áreas de interés fueron la taxonomía de las plantas vasculares y la geobotánica, por lo que dedicó parte de su vida al estudio de los pastos, la ecología de montaña y los agroecosistemas. Fue el cofundador del Instituto Pirenaico de Ecología de Jaca y allí formó el herbario más importante del mundo dedicado a las plantas del Pirineo y de Aragón. El herbario Jaca está considerado como el tercero más grande de España.

El doctor nació en Mataró (Barcelona) el 8 de agosto de 1918. Estudió Ciencias Naturales en la Universidad de Barcelona y, tras obtener la Licenciatura en 1945, encauzó su carrera hacia la Botánica. Montserrat ingresó en 1953 en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y aumentó su formación en Inglaterra, donde se especializó en Palinología y en Praticultura. El profesor dirigió su pasión por el estudio de las plantas a todas las regiones de España: del norte al sur y de oeste a este.

El botánico estuvo en contacto con Aragón y Jaca desde los albores de su carrera. En 1960 puso la primera piedra del Herbario JACA con una pequeña colección fruto de sus tempranas investigaciones y en 1964 acompañó a Enrique Balcells en el desarrollo del Centro Pirenaico de Biología Experimental, embrión del actual IPE. Tras su traslado a Jaca, su implicación fue absoluta y a través de su investigación desgranó la flora altoaragonesa, a la que ha dedicado buena parte de su obra. Su investigación le ha llevado a tener más de 25 especies de plantas dedicadas. Además, ha descrito o recombinado alrededor de 150.

Montserrat recibió, entre otros, el premio Medioambiente de Aragón en 1999 y fue nombrado Sueldo Jaqués por la ciudad de Jaca en 2007. Fue Biólogo de Honor del Colegio Profesional de Biólogos de Aragón y Presidente Honorario de la Asociación de Herbarios Íbero- Macaronésicos. También era miembro de las Reales Academias de Ciencias de Barcelona y Zaragoza. Su contribución llevó a Jaca a erigirle un parque en su honor, el Parque Profesor Doctor Pedro Montserrat Recoder, una zona verde localizada al sur de la ciudad.

Comentarios