La BTT pone un broche perfecto al fin de semana de Puertos de Ribagorza

Con la I Marcha BTT Puertos de la Ribagorza concluía, un fin de semana en el que el ciclismo ha sido el verdadero protagonista. El sábado se desarrollaba con la tradicional marcha cicloturista y, este domingo, la novedad que representaba la I Marcha de MTB. Tomaban la salida unos 200 participantes, entre ellos 9 mujeres, y más de la mitad haciendo doblete. De hecho, los más rápidos volvían a a ser Patxi Plazaola y Oscar Puyuelo, que lo habían sido también, el día anterior, en el recorrido largo de la Puertos.

Los 72 kms del recorrido se cubrían en un tiempo que sorprendía incluso a la organización. Patxi Plazaola lo hacía en 3h13’, Oscar Puyuelo en 3h14’ y Félix Molina en 3h15’. Milton Ramos invertía 3h26’ y el primer biker de la comarca era Héctor Gairín con 3h31’.

En cuanto a las féminas, las más rápidas eran Clara Fernández (4h11’07”), Paula Quiñónez (4h11’08”) y Lula Martínez (4h16’).

Patxi Plazaola, que, hacía doblete, siendo el más rápido en cubrir los 182 kms de la Puertos y los 72 kms de la BTT, decía que el trazado había sido muy pistero, muy de rodar y se había quedado con más ganas de sendero. Destacaba, del recorrido, las vistas y del fin de semana, el ambiente y el trabajo de la organización. Si nada se lo impide, en 2018, volverá a estar en el pelotón de la Puertos.

Por su parte, Oscar Puyuelo, que también doblaba y repetía puesto en ambas marchas, destacaba lo bonito del trazado con bastante pista y pocos tramos técnicos lo cual decía había favorecido el que muchos doblasen. La organización, añadía, perfecta.

Para Milton Ramos, otro biker especialista, el recorrido era duro y exigente aunque no excesivamente técnico y con unas vistas espectaculares.

El recorrido, con un desnivel positivo de 2.150 metros, atravesaba puntos como Abenozas, el Mon de Besians o el puerto de San Martín.

Eran más de medio centenar de voluntarios en motos de cross, quads o vehículos todos terreno, los que velaban por la seguridad de los participantes en esta marcha.

Fernando Labazuy, del Club Ciclista Graus, hacía un buen balance, sobre todo, por la opinión que les trasladaban los bikers al concluir un recorrido con subidas potentes y bajadas exigentes. Decía que la previsión de la organización era que los más rápidos invirtieran algo más de 4 horas pero que era gente muy fuerte y muy buena que en algo más de 3 horas lo habían cubierto. La idea, concluía, es que esta opción se consolide y que en la próxima edición sean muchos más los que se animen a aceptar el reto.

Los participantes disfrutaban también, en esta marcha del servicio de avituallamiento, de duchas y comida preparada por la Asociación de Mujeres Santa Águeda de Graus, además de la entrega de reconocimientos a quienes doblaban en un intenso fin de semana de ciclismo.

Comentarios