Huesca será foro de debate nacional sobre la despoblación

Miguel Gracia

La sede de la Federación Española de Municipios (FEMP) en Madrid era el escenario en el que se presentaba la segunda edición del Congreso Nacional de la Despoblación en el Medio Rural y que se va a desarrollar en Huesca durante los días 22 y 23 de junio.

Un encuentro diseñado como foro de debate en el que está previsto abordar desde todas las perspectivas el problema del despoblamiento del medio rural español. En la presentación participaba el presidente de la Diputación Provicial de Huesca, Miguel Gracia, quien reflexionaba sobre la importancia del medio rural y de sus habitantes, quizá no tanto desde el punto de vista económico, pero sí desde el medioambiental.

El Congreso abordará las posibilidades de una Estrategia Nacional contra la Despoblación y tendrá entre sus ponentes a expertos de la Universidad, las Administraciones tanto nacional, como europea, e incluso conocidos escritores que han abordado en sus textos el drama del abandono rural.

Miguel Gracia ponía como ejemplo en Madrid, para dar a conocer la situación de una zona que sufre el problema de la despoblación, como la provincia de Huesca, lo sucedido en los últimos años en el Altoaragón, con la pérdida de 300 núcleos de población o con otros 300 que tienen menos de 20 habitantes.

Insiste en la necesidad de legislar en favor de los pequeños pueblos, cada vez más envejecidos, en busca de igualdad con los núcleos más poblados. Y es que normativamente en ocasiones se hace complicado llevar inversiones al territorio para paliar este grave problema.

El Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, ha calificado esta cita como “fundamental para los municipios de la España del interior” y ha pedido la implicación “desde el entendimiento”, de todas las instituciones, europea, nacional, autonómica y local.

“Queremos que la gente de las ciudades entienda lo que supone tener un España interior viva y no muerta”, ha explicado el Presidente de la Diputación oscense. “No podemos pretender tener los pueblos que teníamos, con los mismos habitantes, pero sí que exista una igualdad de oportunidades, para que las personas que quieran instalarse en el medio rural tengan los mismos derechos y oportunidades que los de las grandes ciudades”.

“Nadie pone en entredicho las grandes inversiones en infraestructuras viarias en las ciudades, mientras nosotros tenemos problemas para implantar la banda ancha o la fibra óptica, que nos daría esa igualdad de oportunidades”, apuntó Gracia. “No todo es cuestión de dinero, sólo con la legislación se avanzaría mucho, porque ahora solo se legisla mirando a las urbes”, ha añadido.

Comentarios