Las instituciones firman un protocolo de uso y gestión del salto de Bierge

salto de Bierge

Representantes del Gobierno de Aragón, Comarca de Somontano y Ayuntamiento de Bierge rubrican este miércoles un protocolo de colaboración para el nuevo plan de gestión del azud artificial de esta localidad. Este documento se ha trabajado desde el final del pasado verano, “cuando la masificación de visitantes alcanzó cotas inasumibles” para un espacio de estas características, según indicaban las administraciones implicadas. Contiene una serie de recomendaciones sobre la capacidad máxima de bañistas en esta poza, infraestructuras que podrían ser necesarias, consideraciones para elaborar un plan de evacuación y la nueva ordenanza municipal.

Entre las medidas que se barajaban en las conversaciones previas destacaba la limitación de visitantes en esta poza con un aforo máximo que podría rondar los 250 usuarios y unas tasas económicas para la entrada y para el aparcamiento. Eran tan solo ideas que este miércoles se sabrá si finalmente se materializan en dicho protocolo de gestión y en la ordenanza fiscal de Bierge. El objetivo es que el uso de esta poza esté regulado para este verano.

En la firma de este protocolo de colaboración institucional participan el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragó, Joaquín Olona, el presidente de la Comarca de Somontano, Jaime Facerías y el alcalde de Bierge, Fernando Campo.

MASIFICACIÓN EN EL SALTO DE BIERGE

Desde el Ayuntamiento de Bierge valoran el trabajo que se está desarrollando para solucionar el problema de masificación que sufre el entorno, puesto que el pasado año “llegaron en un mismo día 28 autobuses cargados de personas”, apostillaba el alcalde Fernando Campo durante el proceso de trabajo hasta la firma de este protocolo de colaboración.

La gran afluencia de público se daba especialmente en determinados fines de semana de julio y de agosto con más de mil bañistas al mismo tiempo en esta poza. Eso conllevaba problemas tanto de seguridad como de higiene por la gran cantidad de basura y residuos que quedaban abandonados en este espectacular paraje, enclavado en el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara.

El Gobierno de Aragón, la Comarca de Somontano; Confederación Hidrográfica del Ebro; Ayuntamiento de Bierge y asociaciones de empresarios y deportivas mantenían reuniones periódicas desde el pasado verano para avanzar en esta normativa jurídica que limite la capacidad de este entorno natural. El objetivo es compatibilizar el uso lúdico con la protección del medio ambiente puesto que hasta el momento se carecía de la misma, y por tanto, existía un “vacío legal”.

Se trata de un azud artificial para aprovechamiento hidroeléctrico que se encuentra en el término municipal de Bierge, dentro del área de influencia del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara.

Comentarios