La venta de vehículos en la provincia, por fin, en números positivos

Han tenido que pasar cinco meses para que el número de matriculaciones de vehículos en el Alto Aragón haya alcanzado cifras positivas, con un incremento en mayo del 6,29%. En el acumulado de los cinco primeros meses del año, el cómputo todavía no es bueno, pues se sitúa en un -9,62%. En mayo, se matricularon en la provincia 321 turismos y todoterrenos, 19 más que en el mismo mes del año anterior. Del 1 de enero al 31 de mayo se habían vendido 1.606 vehículos, frente a los 1.777 de esos cinco meses de 2016 (171 menos).

De los 321 vehículos vendidos en la provincia en mayo, 202 fueron para uso particular, con un incremento del 5,8%, puesto que el año pasado se habían vendido 191. Para empresas, se vendieron 119, frente a los 109 de mayo de 2016, lo que supuso un 9,2% más. Y en lo que es el acumulado de los cinco primeros meses del año, la venta de vehículos para particulares se sitúa en un -6,2% (1.037 frente a 1.105), mientras que la venta de vehículos de empresa también continúa en negativo, con un -14,9% (564 menos 663).

En Aragón, las cifras de mayo han vuelto también a ser positivas, en un 9,48% más de vehículos matriculados. Se vendieron 2.044 vehículos frente a los 1.867 de mayo del año anterior. Las cifras de Teruel ascendieron un 8,57% y en Zaragoza subieron un 10,25%. En Huesca, que sigue a la cola de Aragón, recordemos, se vendió un 6,29% más.

Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios FACONAUTO, explica que el crecimiento de las matriculaciones en mayo sólo se puede calificar de testimonial. Considera que el mercado sigue dando muestras de agotamiento y, de nuevo, se ha vuelto a salvar por los canales de empresa y del rent a car, que además se vieron impulsados, a última hora por las automatriculaciones, KM 0 o flotas de marca. Sin embargo, el canal de particulares continúa estando con “respiración asistida”.

Según Adolfo Randulfe, director de comunicación de ANFAC, el mercado de particulares sigue mostrando una preocupante tendencia al estancamiento, algo de lo que vienen avisando hace ya meses. En el periodo enero-mayo, su tasa de crecimiento apenas ha llegado al 2%, una cifra que ha salvado precisamente este último mes.

Y por su parte, Tomás Herrera, director general de GANVAM, aunque la recuperación parece una realidad tangible a nivel macro, el bolsillo de las familias todavía se resiente. Por ello, urge la puesta en marcha de estímulos que faciliten el cambio de coche a los particulares que se ven obligados a conducir un vehículo antiguo.

Comentarios