Productores agroalimentarios altoaragoneses conocen en Francia el proyecto Drive Fermier Bio 65

viaje a Francia Hecho en los Pirineos

Un total de 15 productores altoaragoneses han viajado hasta Francia para conocer en primera persona la red Drive Fermier Bio 65, un nuevo sistema de venta de productos de proximidad en Hautes Pyrénées. Esto ha sido posible gracias al segundo viaje de familiarización que se ha celebrado durante este sábado 3 de junio y que forma parte del proyecto Hecho en los Pirineos. Durante la jornada, los productores agroalimentarios oscenses han podido observar el funcionamiento de esta red de venta de productos ecológicos.

Drive Fermier Bio 65 (http://www.drivefermier-bio65.fr) es una apuesta por la práctica de la agricultura bio, de la que forman parte un amplio grupo de agricultores franceses que venden directamente sus productos, usando Internet como plataforma de venta. Más de 13 productores de la región unieron sus fuerzas en 2015 para favorecer los circuitos cortos y facilitar así el acceso a los productos agroecológicos de los vecinos de Haut Pyrénées. En la actualidad, el proyecto tiene una media de 18 pedidos a la semana con un tique medio de 36 euros.

Durante la presentación, los altoaragoneses han podido conocer mejor la trayectoria de este proyecto que tiene dos vertientes: una digital, en la que se pueden encargar más de 120 productos on-line y otra física, ya que la mercancía se debe recoger los viernes y los sábados en dos puntos de venta, uno en la Ferme Campagnolle, en Laloubère, y otro en los Jardines de Bigorre, en Aurensan.

La jornada ha contado también con la visita a uno de los puntos de recogida, la Granja Campagnole, donde se ha podido escuchar el testimonio directo de Denis Vignes, productor de pan y miembro de la red Drive Fermier Bio 65. Igualmente se ha realizado una simulación de un pedido y el trabajo que conlleva todo el proceso, así como una explicación extensa de resultados, con la idea de entender el funcionamiento del sistema y analizar su posible extrapolación al territorio altoaragonés.

Además, el grupo se ha acercado a la granja de Chez Paul Herau, un productor de judías tarbesas y de productos derivados del pato. Este establecimiento forma parte de la red “Bienvenue à la ferme”, una iniciativa francesa que abre las puertas de los centros agrolimentarios para que los productores entren en contacto directo con los visitantes a través de diferentes jornadas de puertas abiertas. Estas jornadas, conocidas como “Printemps à la ferme”, son una acción que lleva en marcha casi 30 años, buscando abrirse al exterior para mostrar el trabajo de los pequeños productores, a la vez que lo pone en valor y permite establecer contacto directo con los potenciales clientes, quienes pueden adquirir allí sus mercancías. Una apuesta por el desarrollo del agroturismo que va un paso más allá con un amplio abanico de opciones. Los productores oscenses han podido conocerlo in situ con una visita guiada explicativa por las instalaciones de esta granja, donde han podido preguntar sus dudas y descubrir su filosofía y funcionamiento.

La expedición ha estado acompañada por el director de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial HP-HP, Pedro Salas. Por parte francesa han participado el vicepresidente de la Chambre d´ Agriculture, Michel Dubosch y el subdirector de la Chambre d´ Agriculture, Cèdric Abadía, así como diferentes técnicos de la institución.

El proyecto Hecho en los Pirineos ha sido cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020). El objetivo del POCTEFA es reforzar la integración económica y social de la zona fronteriza España-Francia-Andorra. Su ayuda se concentra en el desarrollo de actividades económicas, sociales y medioambientales transfronterizas a través de estrategias conjuntas a favor del desarrollo territorial sostenible.

Comentarios