Íñigo Alzola y Marian Rosa Fresneda vencen en la categoría 30K de las Crestas del Infierno

Íñigo Alzola y Marian Rosa Fresneda

El corredor de montaña Íñigo Alzola se impone en la clasificación general de la V edición de la prueba Crestas del Infierno 30K, celebrada durante la mañana del domingo 04 de junio en la localidad del Alto Gállego de Gavín, con un tiempo de 02h 47´ 22” y una participación de 300 corredores. El segundo puesto del cajón se lo ha adjudicado Raúl Criado (02h 49´ 31”) y el tercer puesto ha sido para el biesquense Juan Carlos Apilluelo (02h 56´ 23”).

En la clasificación absoluta femenina de la prueba de 30K ha resultado vencedora Marian Rosa Fresneda (04h 15´ 05”). La segunda posición ha sido para Isabel Tamara (04h 36´ 48”). Y en tercera posición ha resultado Diana Bosque (04h 46´ 28”).

Con relación a la prueba de 20K, el primer puesto del cajón en la clasificación masculina ha sido para Jorge Manuel Pérez (1h 46´ 15”). La segunda posición para Eduardo Martínez (1h48´59”) y la tercera para Paco Torres (1h57´28”).

En la clasificación absoluta femenina de la prueba de 20K ha resultado vencedora Vanesa Pascual (2h 22´ 31”). La segunda posición ha sido para Itsasne Galfarsoro (02h 25´ 22”). Y en tercera posición ha resultado Belinda Baquero (2h 29´ 49”).

Prueba que, como en ediciones anteriores, ha estado incluida en el Circuito Comarcal de Carreras Populares Pirineos Alto Gállego y, como novedad, este año forma parte del circuito transfronterizo Pyrenees Trail Challenge.

Con 2 circuitos de 20 y 30 km y unos desniveles acumulados de 2.400 y 3.800 mts respectivamente, ambas pruebas comenzaron en la pista polideportiva de Gavín. Desde ahí, ascendían por la zona de pinares de Puñero hasta el pico Sarasé (2.200 m), punto en el que la prueba de 20 km iniciaba el descenso hacia la ermita de San Bartolome, para posteriormente llegar a Gavín.

Tras coronar Sarasé, la prueba de 30 km continuaba cresteando hasta la zona de “Loba”, situada en la falda de Sabocos. Punto desde el que los corredores pudieron disfrutar de unas espectaculares vistas del Valle de Lasieso de Biescas y el Valle de Bachesango de Gavín. Desde ahí se dirigieron al Valle del Infierno, la ermita de San Bartolomé y nuevamente a Gavín.

Al igual que en la edición del año pasado, las condiciones meteorológicas no fueron las más apropiadas, dificultando el desarrollo de la prueba con viento racheado, ciertos momentos de lluvia y tramos del terreno algo resbaladizos. Pero, aún así, los participantes pudieron disfrutar al máximo y la valoración de la prueba ha sido muy satisfactoria.

Cabe destacar la labor de los más de 120 voluntarios que han hecho posible la organización de la prueba. Y todo ello pese al mal tiempo registrado. Así, este año - más que nunca – la organización quiere agradecer todo el esfuerzo realizado.

Tras finalizar la prueba, se celebró una comida junto a todos los voluntarios de esta edición. Esta consolidada carrera de montaña está organizada conjuntamente por el Ayuntamiento de Gavín y por la Asociación San Bartolomé de la misma localidad.

Comentarios