El agua de Chimillas ya es potable

Los últimos análisis realizados al agua de la localidad de Chimillas han mostrado que ya se encuentra dentro de los parámetros de la normalidad, por lo que las actuaciones que se han llevado a cabo han sido efectivas para recuperar los valores, así como la potabilidad del agua de boca.

La semana pasada se vació el depósito y se limpió, al tiempo que se llevaba agua en cubas con el propósito de que se diluyera la concentración de nitratos y, en los exámenes pueda recuperarse la regularidad.

El alcalde de Chimillas, Juan Manuel Ramiro, aseguraba que se han tomado todas las medidas preceptivas, y además se está a la espera de ver cómo influye la lluvia caída este fin de semana, que también habría contribuido a la dilución de los citados nitratos. En la localidad se ha tomado la decisión de que, al margen de los análisis periódicos que se realizan, el ayuntamiento llevará a cabo exclusivos de nitratos, por el momento todas las semanas, hasta que se disminuya hasta los niveles normales.

Hay que recordar que el límite legal de nitratos para el consumo humano se sitúa en un máximo 50 miligramos por litro de ión nitrato, un valor que recientemente se modificaba, puesto que el máximo se establecía en 100 mg/L.

Chimillas, al igual que otras localidades del entorno, como Banastás, Lierta, Alerre o Loscorrales, entre otras, se abastecen de agua de un acuífero, común para todas ellas, que habitualmente presenta problemas de excesivos nitratos, debido a la actividad agrícola y ganadera de la zona.

Cuando días atrás, los análisis resultaron negativos en cuanto a los nitratos, el alcalde emitió un bando prohibiendo a los vecinos de Chimillas utilizar el agua para consumo humano, así como para regar jardines y césped o llenar piscinas.

Comentarios