350 rugbiers de toda España se dan cita en el II "Fat Rugby" de Monzón

Este sábado, 10 de junio, se celebra en el campo Antonio Alcubierre de Monzón el segundo torneo para delanteros Fat Rugby. Se trata de una competición única en el mundo, convertida en referente internacional, que se realiza con normas de rugby adaptadas para dicha modalidad de 8 delanteros contra 8 delanteros, con melés completas. El torneo se prolongará durante 12 horas, de 9 de la mañana a 9 de la noche, y reunirá a los pesos pesados del panorama rugbístico español.

En esta edición se han aumentado en 5 equipos el cupo, límite que la organización fija hasta que se pueda disfrutar del nuevo campo de rugby de Monzón, momento en el cual se prevé que se abrirá a la totalidad de equipos que quieren asistir y a los clubes internacionales. Un total de 350 rugbiers se acercarán al campo de Monzón representando a 35 equipos: 13 femeninos, 20 masculinos y 2 veteranos. Los equipos vienen de todas partes de la geografía nacional: Madrid, Cataluña, País Vasco, Cantabria, Navarra, Aragón, Castilla León, Comunidad Valenciana y Andalucía. Repiten todos los ganadores de la edición anterior, que intentarán mantener el título de la mejor delantera nacional. Se espera la asistencia de numeroso público, llegando a superar la cifra del año pasado, cuando se acercaron al evento más de 600 personas a disfrutar del “gordo” espectáculo.

El evento comenzará ya el viernes con los actos previos de pesaje público, donde se conocerá el jugador y el equipo más pesado, y donde se realizarán diferentes actividades y competiciones de técnica específica de delantera. Allí comenzará el primer tercer tiempo, denominado tiempo cero. Al día siguiente los equipos se enfrentarán entre sí por el premio gordo: el peso del jugador más pesado del torneo en carne, y un pack de cervezas especiales Ambar. El año pasado el jugador más pesado llegó a pesar 155 kilos, y el pack más pesado se acercaba a los 920 kilos. Por la noche disfrutarán del tan ansiado segundo tercer tiempo, donde se compartirán anécdotas, cánticos, la famosa paella del Quebrantahuesos y unas pocas cervezas, para despedirse hasta la siguiente edición.

El apelativo de Fat viene por la denominación cariñosa con la que se reconoce en rugby a los delanteros. En el deporte del oval existe una clasificación básica de jugadores, los delanteros, y la línea o tres cuartos. Los primeros necesitan ser pesados y fuertes, y los segundos explosivos y veloces. Los delanteros son los que realizan las formaciones más representativas del rugby, la melé y la touch.

Son ocho delanteros que se enfrentan a sus pares contrarios por la lucha del balón. Es por eso que el peso es importante, y los “bailarines” de la línea llaman a estos simpáticos gigantes “los gordos”. Es algo internacionalmente asumido, incluso los comentaristas del seis naciones o de la copa del mundo, utilizan esta denominación. Es un apelativo que llevan con orgullo y que despojan de toda connotación negativa. Para participar en el torneo es necesario pesar como mínimo 90 kg en hombres y 70 kg en mujeres.

El segundo torneo es el segundo test de cara a exportarlo a modo de circuito internacional. El siguiente paso de la organización consiste en llevarlo a otras ciudades españolas y otros países cercanos, antes de presentarlo como proyecto internacional.

La presente edición cuenta íntegramente con patrocinadores aragoneses, necesarios para su consecución. La cerveza, bebida indispensable en todo torneo de Rugby que se precie, corre a cargo de Ambar Export, los cafés a cargo de Eboca y las equipaciones de voluntarios y participantes de Barri. De esta manera, se pretende introducir como referente marcas aragonesas en el sector del rugby.

Comentarios