El alcalde de Villanueva de Sijena muestra su preocupación al ser desestimado el recurso de apelación relacionado con la tabla "La presentación de Jesús en el Templo"

“Me siento impotente y me llevaría un chasco enorme si la tabla atribuida al Maestro de Sijena saliera fuera del país y se vendiera”. Así se manifestaba Ildefonso Salillas, alcalde de Villanueva de Sijena, tras conocer que el fiscal adscrito al Juzgado de Instrucción número 4 de Huesca, desestimaba el recurso de apelación interpuesto por el consistorio monegrino ante la Audiencia Provincial contra el auto de inhibición a favor de los Juzgados de Barcelona, en la demanda por presunto delito de estafa relacionado con la tabla “La presentación de Jesús en el Templo”.

Según el fiscal, las alegaciones del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena están “huérfanas de fundamento jurídico procesal y no hay razones de urgencia que justifiquen la aplicación de una medida cautelar porque la tabla está perfectamente localizada sin que exista riesgo evidente que pudiera sospechar su desaparición”.

Salillas ha recordado que esta misma situación se dio con la recuperada cuna del Belén de Sijena, sólo que en aquella ocasión, la pieza se encontraba en la “caja fuerte de la Policía Nacional de Zaragoza”. Ahora, indica el alcalde monegrino, “habrá que esperar a lo que diga el juez de Barcelona y ver si se toman medidas cautelares”. Es necesario, prosigue, que se abra una investigación y se sepa dónde se adquirió y en qué año.

La tabla en cuestión estaba previsto ser subastada el pasado 31 de mayo, si bien unas fechas antes, la sala de subastas Balclis, la retiró del catálogo de subastas previsto para ese día. Los expertos de la citada sala de subastas catalana, la tabla atribuida al Maestro de Sijena se repintó en épocas posteriores pero la obra original íntegra se conserva bajo la última capa de pintura.

Comentarios