15 oficinas de CaixaBank en Huesca se movilizan para facilitar el consumo de leche a familias desfavorecidas

La Obra Social “la Caixa” y la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) ponen en marcha la campaña Ningún niño sin bigote, para una gran recogida de leche en favor de familias en riesgo de exclusión social. En su tercera edición, que durará dos semanas, del 12 al 23 de junio, la recogida se realizará mediante la entrega de briks de leche en las 15 oficinas de CaixaBank de Huesca.

Hasta el 15 de julio, quienes lo deseen también podrán participar en Ningún niño sin bigote a través de donaciones económicas en canales electrónicos como la Línea Abierta, CaixaMóvil o el envío de SMS con la palabra «LECHE» al 28024. Además, también se puede realizar una aportación en www.granrecogidadeleche.es. En el marco de Ningún niño sin bigote, la Obra Social ”la Caixa” pone en marcha la recogida con una primera entrega de 50.000 litros de leche y una aportación adicional de un litro por cada diez litros recogidos.

La leche es una fuente destacable de proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales que contribuye decisivamente al crecimiento y desarrollo de los niños. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) apunta que, de media, un vaso diario de 200 mililitros de leche de vaca proporciona a un menor de 5 años el 21 % de sus necesidades de proteínas, y el 8 % de calorías y nutrientes.

En palabras del director territorial de CaixaBank en Aragón y La Rioja, Raúl Marqueta: «Queremos romper el círculo de la pobreza desde su principio y empezando por la leche, el primer alimento de nuestra vida. Ponemos toda nuestra red de oficinas, de empleados y de voluntarios al servicio de esta campaña que mejorará el día a día de muchas familias vulnerables y sobre todo de sus niños, nuestra esperanza de futuro. Es otra manera en que ejercemos nuestra responsabilidad social y nos implicamos con las necesidades más urgentes de los territorios en los que estamos presentes».

En 2016, el Banco de Alimentos de Huesca atendió a 3.800 personas en la provincia —1.511.805 personas en toda España, de las que más de 350.000 son niños— que tienen dificultades para acceder regularmente al consumo de alimentos básicos para una dieta equilibrada, como la leche. Actualmente, uno de cada tres niños españoles vive por debajo del umbral de la pobreza según datos de la Encuesta de condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Comentarios