Llega la fiesta del trail con el II Gran Maratón Montañas de Benasque

Gran Maratón Montañas de Benasque

Este sábado, el valle de Benasque va ser una fiesta del trail de alta montaña con la celebración del II Gran Maratón Montañas de Benasque que no sólo ha crecido en la oferta, sumando a la carrera de 42kms una nueva de 28kms, sino también en número de corredores hasta multiplicar por tres los participantes del año pasado. La organización ultima los detalles y repasa los circuitos para que a las 8, hora de la salida, esté todo en condiciones para disfrutar del evento deportivo que discurrirá por pistas y senderos de cinco valles distintos: Estós, Literola, Benasque, Vallibierna y Ardonés. El punto más alto será el Pico de Estiba Freda (2.691 m). Son alrededor de un centenar de voluntarios los implicados en la organización de este evento.

La inscripción se cerraba con casi 600 participantes. Carlos Carmona, miembro de la organización, señalaba que significa multiplicar por 3,5 la participación con respecto a la primera edición. El éxito, consideran que es la sensación que se llevaron los que estuvieron el año pasado.

En la línea de salida habrá corredores de toda España e incluso también participación internacional. De los 600, alrededor de 400 corredores disputarán la prueba de 42 kms y unos 200, harán lo propio en la distancia corta.

El Gran Maratón presenta pocas novedades con respecto al año pasado a excepción de alguna pequeña variante relacionada con la climatología. El recorrido se adentra en el valle de Estós ascendiendo por el GR11 para alcanzar la Cabaña de la Coma a 1.800 m. Seguidamente, se toma dirección hacia la Tuca Dalliú para pasar por la cabaña de Literola y seguir en busca del valle de Benasque, desde donde continúa por el camino viejo en dirección sur, hasta llegar al cruce de la pista del valle de Vallibierna, para ascender por ella y alcanzar el refugio de Coronas (1.950 m). Se continúa subiendo por el camino del torrente de Estiba Freda para alcanzar el pico de dicho nombre, cúspide de la carrera. A partir de aquí se transita por una de las zonas más desconocidas: el valle de Ardonés, cuyo descenso, llegando a la población de Cerler (1.500 m), se adentra  por bosques hasta llegar a la meta en Benasque. Se espera que el primero de los corredores cruce la línea de meta sobre las 12. 30

Por lo que respecta a la 28K transcurre por tres valles dentro del Parque Natural Posets-Maladeta compartiendo protagonismo en la ascensión del pico Estibafreda. Se trata de una prueba homologada por la FEDME. En este caso, el primero de los participantes se esperar que haya finalizado sobre las 11.30.

La previsión meteorológica para el sábado es buena, con predominio de cielos despejados y unos 12-14 grados en altura.

Quien quiera animar a los corredores en algún punto se recomienda hacerlo en

plan de Senarta, cabaña de Ardonés o quien se anime subir hasta la cima del Estiba Freda.

Como el año pasado, la carrera tiene carácter solidario donando 1 euro de cada inscripción a Sos Himalaya.

Comentarios