Conciliar deporte y estudios, objetivo del servicio de orientación que se pone en marcha en Aragón

Compensar las dificultades que la práctica del deporte de competición puede causar en la formación de los deportistas de alto rendimiento y posteriormente en la integración laboral, una vez que estos acaban la carrera deportiva, es el principal objetivo que se persigue a través de la Oficina de Atención al Deportista, que entrará en funcionamiento en el mes de septiembre. Ésta se crea gracias a la colaboración entre los Departamentos de Educación, Cultura y Deporte y Ciudadanía y Derechos Sociales, que permitirá la coordinación de acciones entre el Instituto Aragonés de la Juventud y la Dirección General de Deporte.

El director general de Deporte, Mariano Soriano, y el director del IAJ, Adrián Gimeno, han asistido este jueves a la presentación oficial de la Oficina de Atención al Deportista que se ha dado a conocer a los deportistas, a las familias y a las federaciones deportivas. “Para su puesta en marcha, -ha explicado Soriano-, se contará con un equipo formado por cuatro orientadores y una coordinadora, personal del IAJ, que se encargarán de informar, asesorar y orientar a los deportistas ya sea de forma presencial, telefónica o vía telemática”. También se contemplan jornadas de formación destinadas a mejorar sus capacidades de cara al futuro.

El Gobierno de Aragón pretende, así, que este colectivo pueda simultanear su formación o su empleo y la práctica deportiva a través de un correcto asesoramiento, y facilitar la búsqueda de salidas profesionales durante su carrera deportiva y también cuando finaliza. Y es que los deportistas de alto rendimiento dedican gran parte de su tiempo a la preparación física y técnica, de cara a obtener buenos resultados. Sin embargo, encuentran dificultades para conciliar su actividad con la preparación, académica o laboral, que les asegure un futuro una vez finalizada su carrera deportiva.

Se estima que alrededor de 400 deportistas podrán hacer uso de este servicio ya que, tal y como ha recordado Mariano Soriano, “la oficina está dirigida a deportistas aragoneses de alto nivel, calificados por el Consejo Superior de Deporte; a deportistas de alto rendimiento; así como a deportistas adscritos a Programas de Tecnificación Deportiva, reconocidos por el Gobierno de Aragón”.

La dirección técnica y coordinación se realizará directamente desde la Dirección General de Deporte, mientras que la prestación del servicio, de formación y orientación para el empleo, se llevará a cabo en el Instituto Aragonés de la Juventud. Una iniciativa con la que se pretende evitar el abandono temprano de la carrera deportiva de muchos aragoneses, basada en una atención personalizada, vinculada a un análisis y diagnóstico, asesoramiento, gestión y seguimiento individualizado del deportista.

Comentarios