Leticia Dolera: "Mi primer día de rodaje como directora fue un viaje alucinante al interior del mundo del cine"

Leticia Dolera

Leticia Dolera será la protagonista de la inauguración de la 45 edición del Festival de Cine de Huesca, recibiendo el Premio Ciudad de Huesca, que desde hace 4 años reconoce a profesionales que son referente para los jóvenes creadores que ahora están empezando. Dolera, conocida por su trayectoria como actriz, es también guionista y directora. Cuenta en su haber con tres cortometrajes y una película, "Requisitos para ser una persona normal".

La directora del Festival, Azucena Garanto, mostraba su reconocimiento a la homenajeada. Decía que representa el talento, el trabajo y el tesón de que una persona tan joven tenga una amplia trayectoria, no sólo como actriz, sino con una incipiente carrera como directora, trabajando ya en su segundo largometraje.

Garanto reconocía estar orgullosa porque una mujer profesional como Leticia Dolera esté peleando por un lugar en la industria del cine, allanando el camino para quienes están por llegar. Agradecía su presencia en Huesca y le pedía que sienta este premio como parte de su presente, pero sobre todo de su futuro.

La actriz recordaba que en Huesca rodó Kamikaze y De tu ventana a la mía, con Paula Ortiz, de quien recoge el testigo de este premio. Un premio que siente como un mimo.

Leticia Dolera recordaba haberse sentido halagada y muy ilusionada, cuando le comunicaron que era la homenajeada este año. No se lo esperaba para nada, porque había pasado ya mucho tiempo desde el estreno de su película. Le hizo ilusión sentir que había alguien en Huesca que valora su trabajo y con ganas de que siga contando historias.

No dudaba en reivindicar la necesidad de que se sigan contando historias desde el punto de vista de las mujeres, así como que sigan surgiendo relatos sobre mujeres. Resaltando además los obstáculos que a día de hoy existen para ellas en la industria cinematográfica. Dolera aseguraba tener claro que todo relato que parte de un personaje femenino o un punto de vista que culturalmente se entiende como femenino, es aún más costoso levantarlo a día de hoy. Añadía que el panorama cinematográfico es mayoritariamente androcentrista, por lo que, sin la mitad de la población el relato cultural está incompleto. Los directores de cine deben reflejar quiénes son y si falta la mitad de la población ese relato está cojo.

La premio Ciudad de Huesca aseguraba que contar historias es el motor por el que se dedica a esta profesion. Algo que ahora puede hacer como actriz, como guionista o como directora. Reconocía que, como directora, levantar un proyecto cinematográfico es muy difícil, ya que hay que conseguir que mucha gente confíe en ti, algo complicado. Además, cuando los actores han finalizado el rodaje y su trabajo en una película, al director todavía le queda un largo camino hasta el estreno.

Recordaba, además, su primer día de rodaje como directora, como un viaje alucinante al interior mismo del cine. Algo adictivo, a lo que siempre se quiere volver.

Dolera considera que es maravilloso que exista un Festival de Cine como el de Huesca, en el que priman los cortometrajes y que lleva tantos años apoyando lo que es el futuro del cine. Decía que los directores de cortos de hoy, son los que van a narrar el cine en largometrajes en el futuro, por lo que es importante apoyarles y seguirles la pista. Y recomienda a los cortometrajistas que vayan mucho al cine, y que sean honestos cuando estén contando sus historias.

Comentarios