La ATEVB reconocía la labor de personas e instituciones en la promoción del valle

La Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque entregaba, este jueves, los Premios Honoríficos con los que desde hace cuatro años pretende reconocer y agradecer la labor de promoción que realizan determinadas personas e instituciones del valle de Benasque. Antes de la entrega de premios se llevó a cabo la asamblea general y, la jornada concluyó con una magnífica cena elaborada y servida por los alumnos de la Escuela de Hostelería de Guayente.

El Premio de Honor recaía en el periodista de A3, Carlos Ara, por su gran trayectoria profesional y por el entusiasmo con el que defiende las bondades de valle en todo momento y lugar. Ara se refería a cómo ha cambiado en los últimos 50 años el Pirineo.

Los hermanos Alfonso y Carlos Güerri recibían el Premio a la Excelencia Empresarial por su excelente quehacer empresarial y por su destacada labor en el fomento del valle.

Ambos recordaban que su vida laboral siempre ha estado vinculada a la nieve y al esquí y a la estación de Cerler.

El Premio Valle de Benasque era para la Federación Aragonesa de Montaña y la Federación Española de Montañismo y Escalada por el entusiasmo el entusiasmo con el que ambas federaciones siguen siendo referencia en la labor de promoción y desarrollo de las distintas modalidades deportivas que tienen como nexo de unión la montaña.

Luis Masgrau, presidente de la FAM, se refería a la cercanía que siempre ha habido entre montañeros y montañeses, y lo difícil que es para la gente que vive, día a día en el territorio, dinamizarlo y trabajar en un escenario complicado.

Jordi Pons, presidente de honor de la FEDME, se definía ‘urbanita’ pero con la suerte, decía, de descubrir las montañas cada vez que regresa al valle que es ‘un auténtico paraíso’. Recordaba que la federación representa casi a 100.000 asociados y unos 3.000 mil clubes que tienen por objetivo, decía convencido, y conocer las montañas que rodean el valle.

José María Ciria, presidente de la ATEVB, tomaba la palabra para cerrar el acto y repasar los seis ejes de actuación de la asociación. La promoción, que es y sigue siendo la razón de ser de la asociación, la nieve, con el apoyo a Aramón y la estación de esquí de Cerler que, recordaba, esta temporada se ha materializado en eventos como Masterchef. No olvidaba Ciria hablar de las comunicaciones: la N-260 o el túnel Benasque-Luchón. En el apartado de apuestas no podía faltar la Gran Trail Aneto Posets situada ya en el podium de las mejores de España con más de 3.500 corredores, 7.000 acompañantes y más de 20.000 pernoctaciones y un impacto superior a los 3 millones de euros.

Un deseo cumplido es el parque cultural del valle de Benasque que se reivindicó en la asamblea de 2016 y que ahora, decía el presidente, está ya en manos de los Ayuntamientos. Y acerca del parque Posets Maladeta, de cuyo patronato forma parte la ATEVB, recordaba que su deseo es cambiar el nombre por Aneto Posets y en ello seguirán insistiendo. Reivindicaba también mejoras en las pistas de acceso al mismo y para finalizar, transmitía su optimismo a los presentes, tras la histórica temporada de nieve. Decía que hay que aprovechar el momento para hacer marca del valle y hacerlo a través de la asociación.

La velada concluía con una cena diseñada, elaborada y servida por los profesores y alumnos de la Escuela de Hostelería de Guayente a base de un entrante, un primer plato, pescado, carne, postres que, como siempre, satisfizo los paladares de los comensales.

Comentarios