La SD Huesca quiere hacer historia ante el Levante

Bus Sd Huesca

Después de 41 jornadas, el Huesca tiene la oportunidad de alcanzar lo que desde hace mucho tiempo se viene calificando de un sueño, como es el playoff de ascenso a Primera División. Este sábado, a las 20,30 horas, comenzará el partido ante un Levante que no se juega nada, pero que avisa que saldrá a competir. La SD Huesca sabe que depende de sí mismo y que ganando se asegura la sexta plaza y con esa intención afronta el partido. El equipo estará arropado por cerca de 1.500 aficionados.

El encuentro se podrá seguir en directo en Radio Huesca Cadena SER en el 1080 de Onda Media en www.radiohuesca.com y en los dispositivos móviles.

Anquela se ha llevado a toda la plantilla, excepto Alexander que está con su selección, e incluidos los lesionados Nagore y Kilian. Todo el equipo ha colaborado en hacer una gran temporada a la que se le puede poner la guinda, como han insistido tanto el técnico como los jugadores.

Hay ilusión y confianza en que se pueda hacer un buen partido y ganar, pero también se es consciente de lo que hay enfrente ya que el Levante ha sido el dominador de la competición y el campeón. Cuenta con una gran plantilla y aunque López Muñiz tiene ausencias, los que salgan tienen también un gran nivel futbolístico.

Hay que ganar y si no fuera así la esperanza estaría en que el Valladolid no lo haga, en caso de empate oscense, y si se pierde sería necesario que también perdieran los vallisoletanos y que no ganara el Oviedo. Esas son las combinaciones que meterían al Huesca en playoff. De todas formas no se quiere mirar a otros campos y pelear por la victoria que garantizaría estar en la promoción de ascenso a Primera División.

En el Levante se han encargado de recordar los alicientes que tiene el partido para los suyos “con la posibilidad de aumentar el expediente de victorias en una temporada o superar las veinticinco confrontaciones sin conjugar con la derrota a caballo entre los ejercicios 1998-1999 y 1999-2000 con Pepe Balaguer como conductor de la nave azulgrana. Las razones aumentan si se centra la atención en la figura de Raúl Fernández. El arquero vasco puede adquirir la inmortalidad y convertirse en la negación del gol de la categoría de Plata. El choque concluirá con un emotivo traspaso de poderes. Los héroes de la temporada 2003-2004 entregarán la Copa de Campeones, que conquistaron bajo la égida de Manuel Preciado, al colectivo que representa desde el banquillo López Muñiz”, y es que al final habrá una fiesta.

Comentarios