El Perpetuo Socorro reivindica la construcción del Centro de Salud

Perpetuo Socorro

La Asociación del barrio del Perpetuo Socorro lleva nueve años reclamando el centro de Salud para la zona este de la ciudad. Este sábado se movilizaban en el solar de la antigua cárcel, donde hipotéticamente se ubicaría esta infraestructura, que daría cobertura sanitaria tanto a los vecinos de este barrio como también a los de Santo Domingo y San Martín. Consideran que hay falta de voluntad política porque fue una prioridad del equipo de Gobierno autonómico, pero el proyecto se paralizó.

Recuerdan que la población que atiende el Centro de Salud Perpetuo Socorro es de 16.000 habitantes, todos los habitantes del barrio de Santo Domingo y San Martín y los del barrio Perpetuo Socorro, la tercera parte de la ciudad de Huesca. El Centro tiene mucha demanda asistencial ya que su población, por sus características socioeconómicas, socio-culturales y socio-sanitarias, es altamente demandante y los profesionales soportan mucha carga asistencial.

La construcción del Centro de Salud Perpetuo Socorro en el solar de la antigua cárcel es una demanda de hace más de 9 años. Durante este tiempo se ha pedido llevarlo a cabo tanto desde el Equipo de Atención Primaria como por el Consejo de Salud y Asociaciones de la Ciudad. Promesas incumplidas por parte de las distintas administraciones para construir el nuevo centro.

Además, insisten en la precaria situación de las instalaciones actuales con locales pequeños y la división en dos del Equipo de Atención Primaria, para adaptarse al espacio existente. A pesar de que la Pediatría (3 pediatras y dos enfermeras), la Matrona, una Auxiliar Administrativa y la Unidad de Salud Mental (una psiquiatra, un psicólogo y una enfermera de Salud Mental), se han trasladado hace ocho años al Hospital Sagrado Corazón,y pese a ello, no se han solucionado los problemas de espacio en el Centro de Salud.

Hay quejas también por las consultas de la ubicación actual, en el Paseo Ramón y Cajal, indican que son en, muchas ocasiones, francamente pequeñas, a veces sin ventilación, e incómodas para el profesional y el paciente. Igual ocurre con las salas polivalentes: Urgencias, Extracciones, Pruebas funcionales, Cirugía menor. Los residentes no disponen tampoco de consultas. Las salas de espera son reducidas, carentes de la mínima separación entre ellas. Solamente hay unos baños para los pacientes y sin adaptar a personas con movilidad reducida. El área de admisión, situada a la entrada, adolece de falta de espacio y no permite ningún tipo de confidencialidad. La accesibilidad desde el exterior es difícil y complicada. Una población dividida en dos locales, con la pérdida de continuidad asistencial de los pacientes y de la visión integral de la Atención Primaria. Un Equipo dividido con escaso contacto entre ellos.

Peculiaridades especiales de la población que atiende el Equipo: Población envejecida, elevada proporción de población inmigrante, minorías sociales, población muy castigada por las distintas crisis económicas de los últimos años, barrio deteriorado y con múltiple falta de servicios.

Comentarios