PAR Huesca opina que el tripartito ejerce una gestión "cansina" y le pide impulsar proyectos reales

El Comité de Huesca del Partido Aragonés ha hecho pública su valoración de la labor del actual ayuntamiento, una vez se cumple el ecuador del mandato municipal. Esta formación política considera que el tripartito debe rectificar una “gestión cansina” y “únicamente de micropolítica idónea para una microciudad”.

Además de señalar los “evidentes incumplimientos de unas promesas imposibles y negativas o fracasos”, el Partido Aragonés expresa su “preocupación ante una Huesca ahora parada y sin pulso”. Este es “el cambio más importante” en estos dos años, junto a la “fragmentación de la institución”, por lo que “se necesita un gobierno municipal con determinación y capacidad a fin de impulsar avances reales para Huesca y los oscenses” según el PAR, que reafirma su resolución de seguir trabajando por la ciudad “porque hace falta”.

Desde el grupo político municipal argumentan que sus calificativos “se deben a la patente lentitud en la toma de decisiones hasta su ejecución posterior, a los casi nulos resultados obtenidos en términos generales de transformación y mejora de Huesca para sus vecinos y al abuso de la propaganda en la que cualquier proyecto se anuncia repetidamente para crear la sensación de actividad”.

El PAR apunta a las ausencias de inversiones para la calidad de vida y prosperidad “y no únicamente de micropolítica cuya exclusividad es idónea para una microciudad”; de continuidad, evaluación positiva y adecuación urbanística, comercial y de movilidad “sin saber si derribar el plan de peatonalización o dejarlo morir”; de fomento de la recuperación económica y del empleo “con respuestas ajustadas a la realidad de empresarios y autónomos en lugar de una ensoñación de nuevo modelo productivo”; de “perseverancia en la bajada de impuestos”; de “energía y recursos para completar intenciones como la reforma del paseo de Ramón y Cajal, el acondicionamiento de los cosos y la zona peatonal o las obras en el parque Miguel Servet y el de bomberos que se aplazan sin programación concreta en absoluto. Ni siquiera la intervención ante el grave deterioro en baches corresponde a un plan previo sino a una improvisación”.

En consecuencia, el Partido Aragonés exige que “se necesita un gobierno municipal con determinación y capacidad a fin de impulsar avances reales para Huesca y los oscenses” y “actuar como recambio del tripartito, con toda probabilidad a partir de 2019, ya que la carencia de autocrítica impedirá que el ayuntamiento corrija su tarea antes de esas elecciones y serán los oscenses quienes asuman entonces la responsabilidad”.

Comentarios