Mario Vicién regresa a casa para construir un equipo sólido en Tercera División

mario vicién

Mario Vicién, director deportivo del Atlético Monzón, se mostraba muy ilusionado con su regreso a casa. Según explicaba en declaraciones a esta redacción, ésta se había convertido en una figura necesaria en el club (la del director deportivo), que él mismo demandaba desde que entrenaba al equipo; etapa que finalizó hace ahora dos años.

Sus funciones como director deportivo se centran en llevar a cabo la planificación, tanto del primer equipo como del filial, y hacer de enlace entre directiva, el entrenador Vidal Agné, y jugadores, no solo en lo deportivo, sino también a nivel personal.

Hasta el momento, son diez los futbolistas que han renovado su compromiso con el club para la próxima temporada. Se trata de Valencia, Palau, Domi, Renau, Lasús, Sampietro, Campoy, Ramón, Ferrandis y Vilaró. Según explicaba Vicién, las conversaciones con el resto de jugadores de la pasada campaña continuarán durante esta semana.

Tras esto, el siguiente paso será el más difícil, donde se debe acertar y perder más tiempo: cubrir el déficit que el equipo tenía en la parte ofensiva. No hay que precipitarse -dice Vicién- son días de tiras y aflojas, de aguantar presiones por parte de los futbolistas que se quieran incorporar, y sobre todo, de ceñirse al presupuesto.

En palabras del director deportivo, hay que poner todo el empeño en incorporar dos puntas; se está hablando con varios jugadores, están viendo lo que el mercado pueda ofrecerles, con soluciones, ya no solo a nivel individual, sino que se puedan encontrar en otros clubes.

Mucho se ha hablado sobre la continuidad o no de Marcio y Lahilla. En el caso del primero por motivos personales, y en el del segundo, laborales. En cualquier caso, y pese a las primeras manifestaciones, el director deportivo no cierra la puerta a la renovación de ninguno de los dos, a los que conoce muy bien.

Mario Vicién, entrenador del Juvenil de Liga Nacional

El regreso de Vicién al Atlético Monzón ha sido por partida doble, ya que días antes de anunciarse su nuevo puesto de director deportivo en el primer equipo, se daba a conocer su fichaje como entrenador del Juvenil de Liga Nacional, tomando así el relevo de Javier Irigoyen.

Vicién empezó su carrera como entrenador en la cantera atlética entrenando a equipos juveniles durante varias temporadas. Algo que compaginó, primero con el Atlético Sobrarbe y después como ayudante de Miguel Rubio en el Monzón de Tercera División. Durante cuatro campañas seguidas (2011/12 a 2014/15) fue el primer entrenador del primer equipo, logrando disputar un play off (Langreo) y siendo el técnico con mayor permanencia continuada en el banquillo monzonero a lo largo de la historia. Estas dos últimas temporadas ha entrenado al Club Deportivo Binéfar. En 2015 recibió el premio al Mejor Entrenador en la Gala del Deporte de Monzón.

Comentarios