Objeciones al nuevo concurso del Transporte Sanitario Urgente de Aragón

El nuevo sindicato independiente que han formado profesionales del transporte sanitario de la comunidad autónoma, Cooperación Sindical, han mostrado su total disconformidad y malestar con el nuevo concurso de transporte sanitario de Aragón publicado recientemente. En el que se refleja que aumentan un 20% más las horas de localización, pasando de 6.792 horas localizadas/semana a 8.101 horas/semanal. Por lo que los aragoneses, según este sindicato, tendrán que elegir a qué hora les da el infarto si quieren tener un mínimo de opciones de supervivencia.

Vicente Ascaso, secretario del comité de Ambuibérica-UTE de la provincia de Huesca, por este sindicato ha indicado que “el concurso es de vergüenza, ya que no hace más que legalizar el estado de precariedad asistencial y laboral que ya se venía sufriendo esta región”.

Lo que demuestra lo lejos que está la administración de la realidad de los aragoneses, por no decir lo que supone tener un servicio de “emergencias” con unos mínimos de calidad.

Los responsables de esta nueva formación sindical llevan más de tres años denunciando públicamente tanto los incumplimientos del anterior pliego por parte de la administración y de la empresa adjudicataria Ambuibérica, así como la precariedad de las condiciones del mismo.

Precisa que este nuevo concurso lo que hace es “ abrir aún más si cabe la brecha sanitaria que sufren los aragoneses, entre zonas rurales y de montaña con poblaciones urbanas, aumentando más las horas de localización de las ambulancias.

Se preguntan si hay que explicar a los responsables de la administración que un servicio de emergencias que se supone es el primer eslabón de la cadena asistencial no puede estar localizado.

Tres cuartas partes de nuestra comunidad están penalizados doblemente, de un lado por vivir en el ámbito rural, por otro lado, hay que sumarle la tardanza en la activación de los vehículos que los tienen que asistir.

El 25% de las ambulancias del nuevo pliego no son asistenciales con tan solo un Técnico en Emergencias Sanitarias como dotación de personal. Por lo que recuerdan que las ambulancias de emergencias no son taxis, o que estar localizadas y ser no asistenciales es una tremenda contradicción en un servicio de “emergencias” de vital importancia para la ciudadanía.

La implantación de vehículos muy golosos y atractivos como es la UME de Campo designada para el 2019 en el nuevo pliego desprende para la parte social es un tufo concienzudamente electoralista, en el cual, se condiciona gran parte de sus mejoras a factores que dejan en el aire su aplicación real, bien a la “filantropía” de las empresas adjudicatarias para ganar puntos, o bien a la situación de los presupuestos venideros que, casualmente, coinciden en tiempo electoral.

Entienden como plausibles las mejoras realizadas , por necesarias, en los refuerzos que va a recibir la ciudad de Zaragoza con los nuevos vehículos de Zuera y Utebo, aunque no fallando a la cita de la precariedad, los citados vehículos funcionarán el 85% del tiempo en régimen de localización. A todo esto se le suma que Zaragoza provincia sigue manteniendo 7 vehículos no asistenciales que debieran ser en su totalidad Soportes Vitales Básicos SVBcon capacidad asistencial.

Comentarios