Álex de la Iglesia: “Otros entretienen con su cine; Costa-Gavras explica cómo es el mundo”

Álex de la Iglesia Costa Gavras

El realizador Álex de la Iglesia se rendía totalmente al talento y al cine del director Costa-Gavras, que recibe junto a él el premio Luis Buñuel en la 45 edición del Festival de Cine de Huesca. Agradeciéndole su cine, se encargaba de glosar la cinematografía del griego, olvidándose de la suya propia. Agradecía al Festival de Cine de Huesca, que considera una referencia importantísima, el haberle dado la oportunidad y el privilegio de conocer al que él llamaba “maestro”, que en su opinión representa un tipo de cine único, que va a costar mucho imitar o volver a conseguir.

Insistía: se sentía abrumado, no era digno de estar frente a él, y todo el mundo debería estar arrodillado en su presencia, por el cine y las películas que ha firmado. Álex de la Iglesia recuerda que Cosa-Gavras era, de siempre, conocido como el director político. Otros entretienen, y él explica cómo es el mundo. Por ello, le preocupa que sea único y un ejemplo, y que no haya más cine como el de él.

El director español añadía que, gracias a las películas de Costa-Gavras, el mundo es más comprensible. Definía su película “Missing” como una película emblemática que lo tiene todo; una de las más completas, universales, entretenidas, inteligentes y apasionadas que ha visto. Y abundaba más: decía que Gavras es un genio, un talento sin igual, un talento brillante con quien tenía el honor de compartir un espacio, en una habitación, en Huesca.

Costa-Gavras recordaba que los actores son los verdaderos colaboradores de un director, más allá de todo el equipo técnico. Y, a pesar del tinte político de sus películas, él considera que todo es espectáculo, y que todas las películas hablan de la sociedad y de los problemas de la sociedad. Algo que viene ocurriendo desde la época del teatro griego.++

El director franco-griego aseguraba que no quiere crear una escuela con su cine, porque todo el mundo debe ser libre de hacer películas. Y a la pregunta de por qué hoy en día no hay cine como el suyo, Álex de la Iglesia se sinceraba, diciendo que es porque no somos suficientemente valientes. Que hacer cine político es un cierto grado de pretensión, al que no quiere ceder.

Preguntados por si han hecho ya la película de su vida, Costa-Gavras aseguraba que cada una lo es en el momento en que la hace. Y que ahora mismo está escribiendo la película de su vida. De la Iglesia asentía, y decía que eso es lo que sienten todos los directores.

Comentarios