Los ribagorzanos reciclan una tonelada y media de pilas al año

El reciclaje de pilas tiene muchas ventajas tanto económicas como medioambientales. Al igual que las baterías o los acumuladores, las pilas contienen metales y sustancias tóxicas y muy perjudiciales para la salud o el medio ambiente. En la Ribagorza se reciclan al año tonelada y media de toneladas. Para ello, se dispone de 27 nuevos puntos recopiladores que se suman a los que se encuentran en cada uno de los 34 ayuntamientos del territorio y en algunos municipios también se pueden encontrar puntos de recogida en centros de salud, colegios o institutos.

Audio sin título

Sonia Garuz, responsable del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos, explicaba que la Comarca es la que lleva a cabo la recogida, que se trasladan al punto limpio de Benabarre donde son recogidos por Ecopilas para llevarlos hasta la planta de Zaragoza donde, en función de su naturaleza y tecnología, se separan, clasifican y reciclan.

El 60% de lo que contienen las pilas es reutilizable por lo que, es más viable reciclar y recuperar esas sustancias que no volver a extraerlas de una materia prima que, poco a poco, se va agotando. El reciclado se realiza depositando pilas, baterías o acumuladores en los llamados ‘recopiladores’ que se pueden encontrar en lugares como colegios, centros de salud, ayuntamientos o tiendas en las que se venden pilas. En la web ecopilas.es se pueden consultar todos los untos de recogida.

En la Comarca de la Ribagorza, cuando en 2009 se asumió la recogida de residuos sólidos urbanos, se planteó, al Gobierno de Aragón, cómo hacer este tipo de recogida, puesto que, entonces, todavía no funcionaban, en toda la comunidad, los Sistemas Integrados de Gestión. Se elaboró un informe con las deficiencias del antiguo sistema de recogida junto con la necesidad de contar con ese servicio trasladada desde diferentes puntos. La Comarca continúa realizando esa recogida, optimizando, para ello, los recursos de la recogida de enseres.

Comentarios