El Grupo de Mujeres de Sobrarbe, premio Ascaso 2017

Los miembros de la Asociación de Vecinos y Amigos Los Relojes, que cada año convocan “La Muestra de Cine más pequeña del Mundo y el premio Ascaso han elegido al Grupo de Mujeres de Sobrarbe en la edición de 2017. El premio, que eligen cada año los miembros de esta asociación dedicada a recuperar esta minúscula aldea semiabandonada en el Pirineo Aragonés, reconoce a aquellas personas, empresas o instituciones que más hacen para acercar el cine independiente y de autor al medio rural. El premio consiste en una escultura que cada año dona el artista de Aínsa Jesús Sanz.

El Grupo de Mujeres de Sobrarbe es un colectivo feminista que lleva trabajando desde el voluntariado en esta comarca pirenaica desde principios de siglo. Entre sus numerosas actividades, cada año ha convocado en Boltaña la Muestra de Cine Realizado por Mujeres en colaboración con el Colectivo de Mujeres Feministas de Huesca. Cada año y desde hace 10, las voluntarias de este colectivo lograban proyectar largometrajes, cortos, organizar exposiciones y actividades paralelas como el vídeo de 1 minuto en el que se invitaba a participar a los escolares de la zona.

El premio Ascaso les llega justo cuando han decidido hacer un paréntesis en su convocatoria cinematográfica, ya que la complejidad de las relaciones con las administraciones, cuando no su hostilidad, les han hecho no celebrar la que iba a ser su décima edición. La Asociación de Vecinos y Amigos de Ascaso quiere con el premio darles un reconocimiento a su valiente activismo, así como infundirles ánimos para retomar su imprescindible labor en un medio rural en que, sin iniciativas como esta, queda muy poca cultura alternativa y muy pocas posibilidades de acceder al cine que no está en los circuitos comerciales.

La Asociación de Vecinos y Amigos de Ascaso quiere con este premio llamar la atención de las administraciones culturales implicadas pidiéndoles “el máximo apoyo para que se consoliden y repitan iniciativas como la Muestra de Cine Realizado por Mujeres de Boltaña, que no pueden desaparecer por el desprecio institucional que muchas veces reciben voluntarios y voluntarias”, expresan

Comentarios