Rescatados dos montañeros accidentados en el pico de Alba

El Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil en Benasque, junto con la Unidad Aérea de Huesca y médico de 061, finalizaba este martes por la mañana el rescate de dos montañeros accidentados que comenzaba el lunes a las 21 horas cuando se recibió la llamada de un familiar de los montañeros informando que los dos jóvenes habían salido por la mañana para ascender la cresta de los Quince Gendarmes del Alba y que ni habían regresado ni tenían noticias de ellos. Se trataba de dos jóvenes de 19 y 26 años de edad, vecinos de Lérida, que fueron trasladados a centros hospitalarios de Huesca y Zaragoza.

Tras recibir el aviso la patrulla de Seguridad Ciudadana del Puesto de Benasque se aproximó a la zona donde supuestamente debían haber dejado su vehículo, localizándolo allí estacionado.

Mientras personal del Greim y Unidad Aérea, ambos de Benasque, junto con médico de 061 se dirigían a la cresta del Pico Alba para un reconocimiento visual de la zona. Tras varias pasadas por el lugar, ya casi en el ocaso se avistó a los dos montañeros, a unos tres mil metros de altitud, uno de ellos tumbado en el suelo inerte, y el otro realizando señales. Los pilotos en una maniobra de apoyo parcial consiguieron depositar a los especialistas y la médico a unos doscientos metros de los accidentados y regresaron a la base puesto que ya no quedaba apenas luz.

Tras progresar por un terreno muy descompuesto y con fuerte pendiente, consiguieron llegar hasta los accidentados a las 22’30 horas.

Tras colocar un pasamanos y asegurar a los accidentados los trasladaron, con mucho cuidado, hasta una pequeña repisa para pasar la noche, asegurándolos con cuerdas, ya que se encontraban en una canal con mucha pendiente, muy expuesta y con abundantes rocas de gran tamaño sueltas. Tras evaluar la médico del 061 a los accidentados, y curar las abundantes heridas que sufrían, les abrigaron y se dispusieron a pasar la noche. Ambos accidentados sufrían numerosos traumatismos, estando uno de ellos especialmente grave, por lo que, durante toda la noche la médico y los especialistas en montaña, se estuvieron pendientes de los heridos por si su estado empeoraba.

Sobre las 06’30 horas regresaba al lugar el helicóptero, con base en Huesca, con otro especialista del Greim de Benasque. Tras acondicionar a los heridos para su traslado se procedió mediante dos ciclos de grúa a extraerlos del lugar, siendo evacuados urgentemente hasta el hospital San Jorge de Huesca, donde esperaba helicóptero de 112 para el traslado del más grave hasta Zaragoza.

Los especialistas recogieron el material y bajaron por el collado superior del Alba hasta el valle de Cregueña donde fueron recogidos por el helicóptero de la Unidad Aérea con base en Benasque.

El hecho de haber dejado dicho a un familiar el lugar y la actividad que iban a realizar, hizo posible que se pudieran comenzar las labores de búsqueda inmediatamente y la localización de los montañeros, que conllevó una primera atención médica a las lesiones que presentaban.

Comentarios