La CHE desarrolla una actuación de prevención de incendios forestales en Graus

Paso canadiense

La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), comenzaba, este miércoles, una actuación de acondicionamiento de la red de pistas forestales en el entorno del embalse de Barasona. Estos trabajos están dirigidos a mejorar los accesos a montes gestionados por el Organismo puesto que constituyen una herramienta imprescindible en la prevención y lucha de los incendios forestales. Los trabajos suponen una inversión de 27.386 euros y en concreto, se acondicionarán las pistas forestales de acceso a los montes de Tragó de Noguera, en el término municipal de Os de Balaguer (Lleida) y de Barasona, en Graus.

El objetivo de este proyecto es mejorar las infraestructuras existentes para prevenir los incendios forestales (la principal amenaza para la conservación de los montes); evitar, en el caso de producirse estos, su propagación; facilitar el acceso de los medios de extinción y crear zonas de evacuación. Las pistas forestales son uno de los principales pilares en los que descansa la prevención de incendios forestales, al ser imprescindibles en toda tarea de conservación de las masas forestales.

Proyecto prevención forestal

El presente proyecto se centra en mejorar las pistas forestales mediante la colocación de tres pasos canadienses (dos en el monte de Tragó y uno en Barasona). También se instalarán barreras que se pintarán de color llamativo y dispositivos de cierre para el control de los accesos a estos montes de titularidad pública, puesto que la circulación motorizada está restringida sólo a vehículos autorizados. De esta forma, se favorecerá el manejo del ganado, evitando escapes a otras fincas.

También se señalizará adecuadamente, con paneles indicativos en los accesos y en las inmediaciones de las barreras.

Los pasos canadienses facilitan el fomento del aprovechamiento ganadero en los montes, actividad que contribuye a reducir la vegetación existente, y por tanto la cantidad de combustible presente en el monte. Consisten en una parrilla de barras o rejas metálicas paralelas que se instala en posición horizontal y a nivel rasante que evita que se escapen o que acceda ganado y otros animales (la falta de suelo firme y la visión de un pozo frena a los animales), mientras que no obstaculiza el tránsito de vehículos, maquinaria o peatones.

La Confederación gestiona directamente 30.000 hectáreas de monte, la mayoría bosques reforestados para la protección de laderas junto a embalses y barrancos.

Comentarios