La despoblación es una cuestión de Estado

Congreso Despoblación Huesca

“Problema grave o acuciante” ya no son calificativos que se ajusten a la magnitud de la despoblación en España. Los expertos hablaban en el Congreso Nacional de Despoblación en el Mundo Rural de “un problema de Estado”, que requiere, por tanto soluciones de Estado. No hay ninguna varita mágica, pero sí muchas ideas encima de la mesa. La primera de ellas apunta directamente a las administraciones públicas: deben unirse y plantear un pacto nacional para frenar esta tendencia que pone a la mitad de los municipios de España en riesgo de extinción. Ahora bien, sin dotación económica será imposible materializarlo con éxito.

Es una de las principales conclusiones en la primera jornada de este Congreso que continúa este viernes, con 40 ponentes y 400 asistentes, incluyendo representantes locales, regionales, nacionales y europeos. “La respuesta debe ser global” contra lo que se ha dado en llamar “La España vacía”, un nombre al que dan razón de ser datos como que el 80% de los municipios de catorce provincias españolas no superan los mil habitantes.

OPINIONES SOBRE EL FENÓMENO DE LA DESPOBLACIÓN

Las causas están claras. Los procesos de industrialización en el siglo XX arrancaron a muchas familias de sus hogares y sus pueblos hacia las grandes urbes, donde tenían posibilidades de emplearse. Hoy en día, la situación no es tan distinta, aunque las nuevas tecnologías podrían posibilitar que la industria y las empresas puedan dirigirse al ámbito global desde un pequeño núcleo de población en el interior de la montaña. Algo que, sin duda, requiere inversiones. En primer lugar, para mantener los servicios, crear empleo y así fijar y atraer población.

Juan Antonio Sánchez Quero, presidente de la Comisión de Despoblación de la FEMP, sentenciaba que lo primero es “elaborar un mapa demográfico de España e identificar cuáles son los problemas concretos en cada territorio” y reclamaba que “los poderes públicos pasen a la acción”.

Edelmira Barreira, comisionada del Gobierno para el Reto Demográfico, ha indicado que desde la comisión que preside se ha propuesto “elevar este problema a la agenda nacional”, pero pedía respaldo europeo.

Miguel Gracia, presidente de la Diputación Provincial de Huesca, ha dicho que es el momento de pasar a la acción: “no podemos esperar más tiempo para atajar el problema demográfico”. Y plantea hacerlo de forma que “cada administración desde su responsabilidad y actuar ya todos de forma coordinada”. Gracia ha hablado de la realidad provincial, donde más de la mitad no llega a los 10 habitantes por kilómetros cuadrado, y ha apuntado que seguramente no se podrán recuperar los pueblos de hace medio siglo.

Javier Lambán, Presidente del Gobierno de Aragón, ha asegurado que hay que entender que la despoblación es una “cuestión de estado” y requiere “buscar soluciones de estado”. Apuntaba, eso sí, que “las soluciones concretas pasan por convencer a Europa de que los problemas de despoblación no sólo afectan a zonas del Báltico, sino también a regiones de España”.

Luis Felipe, alcalde de Huesca, institución colaboradora en el Congreso, quien ha considerado indispensable  desarrollar “una política de Estado y global, con compromisos de todas las administraciones”, porque el vacío demográfico es una cuestión “no sólo de la España interior, sino de todo el país y de Europa”

Juan Manuel Ávila, Secretario General de la FEMP, quien se ha felicitado de que “por primer vez, la lucha contra la despoblación sea una política de Estado”, hecho que ha atribuido a la lucha llevada a cabo desde la Administración local en los últimos años y ha considerado “fundamental” que las entidades locales gestionen los fondos públicos destinados a esta problemática.

José Víctor Rodríguez, Presidente de la Comisión de Desarrollo Rural y Pesca de la FEMP, ha destacado que la mesa ha unido a representantes del tejido social y los sectores que trabajan en el medio rural, a los que hay que empoderar porque son los mejores conocedores de las medidas encaminadas tanto al bienestar social como a la generación de empleo, que se necesitan para fijar población.

Juan Francisco Barcones, secretario Técnico de ASAJA en Soria y con José Manuel Penella, secretario General de UAGA. Ambos representantes han planteado ante el auditorio del Palacio de Congresos el problema de agricultura y han pedido ayudas para la incorporación de los jóvenes a la agricultura y medidas específicas como la formación o la puesta en marcha de nuevos regadíos.

Carlos Torre, presidente de CEOE Teruel en representación de SSPA (Southern Sparsely Populated Areas), asociación que ha estudiado cómo en Escocia se ha conseguido revertir este problema para proponer soluciones que se están presentando tanto en el Parlamento Europeo como a todas las instituciones “porque todos tenemos que trabajar de forma conjunta”.

Mari Carme Freixa, Presidenta de la asociación Micropobles, que reúne a 134 municipios catalanes de menos de 500 habitantes, que suponen un tercio de los ayuntamientos y el territorio de Cataluña.

El Alcalde de Soria y Vicepresidente del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE), Carlos Martínez, ha recordado que el problema de la despoblación es “consecuencia de la apuesta política por el desarrollo económico en el que ha primado la renta per cápita en lugar de la igualdad de oportunidades”.

Mercedes Molina, Catedrática de Geografía Humana de Universidad Complutense, ha hecho un llamamiento a “visibilizar el problema de la despoblación del medio rural” para que “Europa tome conciencia”.

Juan Andrés Gutiérrez, presidente de Euromontaña, hay que huir de soluciones sectoriales y apostar por soluciones territoriales y “concretas de las zonas de montaña”.

La eurodiputada socialista Inés Ayala, ha hecho alusión a  los problemas económicos que va a provocar el Brexit y a la ola liberal que invade Europa partidaria de privatizar servicios públicos básicos en el medio rural, como es el ferrocarril.

El escritor Sergio del Molino, autor del exitoso ensayo ‘La España vacía’, hacía un repaso histórico por las circunstancias y las causas de la despoblación, la importancia de determinados tipos de servicios, especialmente los sanitarios y educativos y de cómo las carencias a la hora de cubrir estas necesidades han acrecentado la pérdida de población en el territorio. La despoblación no es por tanto una problemática nueva, sino que se trata de una realidad que pueblos de provincias como la de Huesca o Teruel llevan sufriendo desde los años ochenta.

EXPOSICIÓN EL PAISAJE DEL HOMBRE

 

Como complemento al Congreso Nacional de Despoblación se podrá ver en el hall del Palacio de Congresos de Huesca la exposición fotográfica 'El paisaje del hombre', de Fernando Biarge, en la que se podrá descubrir el trabajo de este profesionale que lleva más de cuarenta y cinco años recorriendo el paisaje oscense. La muestra contiene imágenes de alto valor documental, valorándose la fotografía como herramienta para la compresión del paisaje.

Comentarios