Barceló, cuarto en el Campeonato de España Sub23 de ciclismo

Campeonato de España Sub 23 ciclismo

El castellano-manchego Isaac Cantón, de Argamasilla de Alba, es el nuevo campeón de España sub23, gracias a su ataque en la Cuesta de la Dehesa Serrana con el que cogió unos metros, los suficientes  para aventajar en 4”  al andaluz Alvaro Cuadros, que parecía el más fuerte en este tipo de finales tal y como llegaba la carrera, y al madrileño Diego Pablo Sevilla, con el oscense Fernando Barceló  y el navarro Diego López a continuación. Castrillo entró en el décimo puesto y Samitier en el 75.

119 corredores tomaban la salida a las 9:30 con una temperatura ligeramente inferior a la de días anteriores, calurosa pero bastante soportable, Por delante 145 kilómetros y muchos intentos desde el inicio, como es habitual en la categoría. 

 

Murgiondo (Euskadi), Portela (Galicia) Mercadal (Cataluña), Gómez (Andalucia y Benito (Castilla y León) eran los primeros escapados y llegaban a coger hasta casi dos minutos antes de la subida a Oncala, pero este grupo se disgregaba en la ascensión aguantando solamente el vasco y el andaluz, con apenas medio minuto en el descenso sobre un pelotón que se rompía en dos y daba caza a los otros tres. 

 

Pero tras el descenso se recomponía el grupo y la diferencia de los escapados volvía a aumentar, a 50” hasta que en el pelotón comenzaban los movimientos saltando varios hombres y formándose un nuevo grupo de cabeza con Murgiondo, Gómez, Armillas (Cataluña) y Samitier (Aragón), que volvían a incrementar su renta hasta 1:50.

 

Pero las Tierras Altas presentaban un perfil bastante más incomodo del que se presumía en el libro de ruta y la escapada delantera se rompía, quedando solos en cabeza Samitier y Gómez. Los grandes protagonistas del Campeonato. El aragonés reconocía que “mi estilo es ser ofensivo y por eso me fui por delante, sin saber si me iban a secundar o no. Es el ciclismo que me gusta; no me puedo esperar a que se juegue todo en el sprint”. En cuanto al andaluz, procedente del triatlón, demostró unas grandes condiciones, sobre todo en las subidas, a pesar de su inexperiencia.

 

Por detrás se formaba un grupo con los mencionados Murgiondo y Armillas, junto a Moreno (Comunidad Valenciana), Parra y Camacho (Castilla-La Mancha), Berrade (Navara) y Cañellas (Baleares) pero que no pudo reducir la diferencia iba respecto a los dos escapados, que se mantenía en algo más de un minuto por el km. 80, con el pelotón ligeramente por detrás, movido por los ataques y contraataques, no porque ninguna selección pusiera un verdadero ritmo de caza. 

 

Poco antes del primer paso por Soria se producía el único corte de cierta entidad con 24 ciclistas. Por meta –faltaban los tres giros finales- los dos escapados transitaban con 1:25 sobre el grupo antes mencionado y 1:40 sobre este segundo, con el pelotón a tres minutos. Parecía que la suerte de la carrera estaba echada, pero del paquete comenzó a tirar Euskadi.

 

Tras el segundo paso por meta se unían los dos grupos intermedios, que cedían 1:20 y 2:10 sobre el pelotón principal. Se giro supuso que se fuera disgregando el grupo intermedio y que el gran grupo volviese a entrar en carrera, atrapando a la mayoría de los intermedios.

 

De hecho, en la penúltima subida a la Dehesa Serrana, Samitier y Gómez se veían alcanzados primero por Barceló, luego por Cuadros y finalmente por otros ciclistas formándose una nueva escapada a la que se unían Felipe Orts (Comunidad Valenciana), Txomin Juaristi (Euskadi), Isaac Cantón (Castilla-La Mancha), Diego Pablo Sevilla (Madrid), Carlos Gutiérrez (Castilla-La Mancha), Diego López y Carlos Ruiz (Navarra) y Arturo Gravalos (La Rioja).

 

Los últimos 20 kilómetros fueron una continua lucha, con muchos ataques, destacando a Gutiérrez y Orts, antes de ese salto definitivo d Cantón, que frustraba a Cuadros, y alegraba “casi, casi, casi lo mismo que si hubiera ganado yo –decía Sevilla-. Somos mucho más que compañeros de equipo, he podido estar muchos días con el en el hotel, sabiendo lo mal que lo estaba pasando. Eramos los unicos corredores de nuestras selecciones y siendo compañeros no ibamos a atacarnos. Cuando ha saltado, no he querido ir a por el, y la pena es que no he podido superar por poco a Cuadros. Muy contento por el podio, y por ese triunfo de Isaac”.

Comentarios