Condenado a dos años de prisión por acuchillar a un compañero de trabajo en una granja en Binaced

La Justicia ha decidido condenar a una pena de dos años de cárcel a un hombre que acuchilló en el pecho a un compañero de trabajo mientras limpiaban una granja en la localidad oscense de Binaced. Al carecer de antecedentes penales, el hombre no tendrá que entrar a prisión, aunque sí tendrá que indemnizar a la víctima con casi nueve mil euros por las lesiones.

Según el relato de hechos probados, no era la primera discusión entre víctima y agresor aunque sí la primera en la que llegaban a las manos. Ese jueves habían estado toda la mañana limpiando una granja en Binaced (Huesca), cuando el hombre recriminó al condenado que su parte había quedado sucia: fue entonces cuando cogió un cuchillo y se lo clavó en el pecho una vez, llegando a perforar el pulmón. El agredido fue trasladado en ambulancia primero a la localidad cercana de Binéfar y después al hospital de Barbastro, donde los médicos consiguieron salvar su vida.

Los jueces de la Audiencia Provincial de Huesca han decidido condenarle a dos años de cárcel, prisión que podrá evitar al carecer de antecedentes penales, al entender que la intención del agresor fue lesionar a su víctima pero no acabar con su vida: “La trayectoria de la herida no nos sugiere un especial ánimo de matar”, explican. Se le atribuye un delito de lesiones, cuando tanto la Fiscalía como la acusación pedían más de cinco años por uno de homicidio intentado. 

Añaden los jueces que “apreciamos dudas en la intención perseguida por el acusado cuando clavó el cuchillo, las cuales deben ser resueltas a su favor en el ámbito penal”. También le aplican un atenuante de confesión: pidió perdón dos veces a su víctima, tanto en la ambulancia como en el hospital, y después reconoció ser el autor de la puñalada ante la Guardia Civil, aunque alegando que había sido en el transcurso de un “juego”.

La sentencia es firme ya que no ha sido recurrida por el acusado y también le condena en costas y a indemnizar al agredido con más de 8.800 euros. Su defensa también ha pedido que se suspenda su ejecución para que no entre en prisión. 

Comentarios