"Biscarrués es fundamental para luchar contra la despoblación", según el PP

“Los embalses tienen una doble función. Por un lado almacenar agua para hacer frente a las épocas de estiaje y, en segundo lugar, fijar población al territorio haciendo a las explotaciones agrícolas y ganaderas más competitivas” son palabras del portavoz de Desarrollo Rural del partido Popular en las Cortes de Aragón, en defensa del embalse de Biscarrués.

Desde esta formación recuerdan que es una obra hidráulica integrada en el Pacto del Agua de Aragón cuyo objetivo es garantizar que los regantes del sistema del Alto Aragón dispongan de agua suficiente para el mantenimiento constante de la producción de sus actuales cultivos mediante la laminación de las avenidas del rio Gállego. Son 174.000 hectáreas de regadío, puesto que la nueva obra no pretende aumentar la superficie regable sino ofrecer la seguridad a los agricultores de que dispondrán de un caudal mínimo anual para que la sequía, como la que padece Aragón este verano, no arruine a miles de familias del medio rural.

“Hoy en día posicionarse contra determinados pantanos, y en concreto Biscarrues, es anacrónico e insolidario con miles de aragoneses que tienen en la agricultura y concretamente en el regadío su única fuente de ingresos. Construir Biscarrues significa asentar población en un territorio tan disperso como Aragón, mejorar su calidad de vida y ampliar sus oportunidades de futuro” afirma el diputado popular.

El pasado mes de mayo el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente reimpulsó el proceso administrativo para la construcción de un nuevo embalse Biscarrués, con 36 hectómetros cúbicos y una inversión global de 126 millones de euros, de los que 26,5 millones están consignados en el presupuesto del Estado para 2017 junto con el proyecto de Almudevar.

Comentarios