El uso de cohetes causó un ‘susto’ en Merli con cinco conatos de incendio

La noche del viernes al sábado, una noche muy ligada a la fiesta, la tradición, el agua y el fuego, por la celebración del solsticio de verano, se registraron varios conatos de incendios forestales como consecuencia del uso de fuegos artificios. El aviso se recibió, en el parque de Graus, alrededor de las 00.30, y se dieron por extinguidos dos horas después.

Al parecer unos veraneantes, que se encontraban en este núcleo, perteneciente al municipio de Isábena, concluían la fiesta que celebraban con el disparo de cohetes y fuegos artificiales. Fuentes consultadas por esta redacción explicaban que los petardos o cohetes se apagan tal y como caían al suelo, aún así, se contaron hasta cinco conatos de incendio en los alrededores del pueblo que se quedaron en un ‘susto’, puesto que no había viento y la vegetación se encontraba ‘fresca’ por la lluvia que había caído, además de la rápida intervención de bomberos de la Comarca de la Ribagorza, agrupación de voluntarios del Isábena, y forestales.

Hasta el 15 de octubre está vigente la orden que prohíbe con carácter general el uso del fuego al aire libre, salvo en las escasas excepciones que se prevén en la misma orden. Por lo tanto, se prohíbe el uso de fuego en terrenos al aire libre mediante combustibles sólidos que generen brasas o cenizas, fuera de los lugares en los que se autorice o infraestructuras especialmente habilitadas para ello, arrojar o depositar materiales en ignición, utilizar cartuchos de caza con tacos de papel, arrojar fuera de contenedores o vertederos residuos como vidrios, botellas o papeles, disparar o prender cohetes o explosivos o la circulación de vehículos campo a través.

El uso del fuego en instalaciones de carácter recreativo o cultural está permitido siempre que se cumpla alguna de las siguientes condiciones, fuera de la época de peligro, se permite el uso del fuego en aquellos lugares en los que existan infraestructuras habilitadas para ello, En la época de peligro se permite sólo en infraestructuras ce carácter fijo y permanente, cerrados por los cuatro costados, y bajo un techo con chimenea.

En cuanto al uso de fuego en quemas agrícolas y forestales, se requiere autorización para la quema de restos vegetales con continuidad fuera de la época de peligro, para la quema de restos con el objeto de prevenir daños por plagas o evitar otros riesgos, y cuando se realicen actividades con usos de fuego en instalaciones de carácter recreativo o cultural.

También se establecen precauciones a adoptar en las quemas como en los días sin viento, suspender la actividad sin las condiciones empeoran, vigilar la zona hasta que el fuego esté totalmente apagado o adoptar las medidas oportunas para evitar la propagación.

Para saber si las condiciones meteorológicas son las adecuadas para realizar la quema, el departamento de desarrollo de desarrollo rural y sostenibilidad pone a disposición pública mediante libre acceso a través de la web del Gobierno de Aragón un índice de riesgo por uso del fuego como elemento de apoyo a la decisión sobre si las condiciones meteorológicas y del combustible son adecuadas para la realización de la quema.

Comentarios