Expectación en Santo Domingo y San Martín por la remodelación del paseo de Ramón y Cajal

Paseo Ramón y Cajal semáforo

Hasta final de julio, las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas al proyecto de remodelación del paseo de Ramón y Cajal, que se encuentra en concurso público con un presupuesto máximo de licitación de 92.000 euros. Los vecinos de la zona tienen más inquietudes que certezas. Confían en que el proyecto final recoja modificaciones respecto a la idea inicial, porque los comerciantes estaban en desacuerdo y presentaron un proyecto concreto.

Cabe recordar que la idea inicial es que el paseo de Ramón y Cajal cuente con dos grandes aceras, donde el peatón tenga un amplio espacio para pasear y un tráfico en el centro con dos carriles, uno de ida y otro de vuelta. También se revisarán las zonas verdes y los cedros. Pero uno de los puntos que más preocupa a comerciantes y residentes son los aparcamientos. Por este motivo señalan que seguirán dialogando con el Ayuntamiento cuando el proyecto sea más firme y detallado para “intentar llegar a acuerdos”.

Desde el Ayuntamiento de Huesca mantenían recientemente una reunión con los comerciantes de la zona para aclarar los puntos que podían llevarles a confusión. Incidían en que de momento es un proyecto básico, donde se agregan las peticiones de todos los interesados y de las empresas que presenten ofertas y se estudiará su viabilidad. Por lo tanto el documento está sujeto a las modificaciones necesarias y se comprometían a analizarlo, a posteriori, con vecinos y comerciantes.

En ese momento se llevará a cabo la redacción de la primera fase del proyecto, que comprende desde la rotonda de Ramón y Cajal hasta la altura de la calle José María Lacasa. Posteriormente saldrá el proyecto de Ejecución de Obra que, previsiblemente, podría ser en enero con un presupuesto que podría rondar el millón y medio de euros.

Los comerciantes trasladaban en la reunión con representantes del consistorio que era prioritario un buen acerado para que los clientes tuvieran el espacio suficiente de paseo y, sobre todo, que haya aparcamientos disponibles. Esta última petición va en la misma línea de la Asociación de Vecinos del barrio de Santo Domingo y San Martín que también puso hincapié en que hubiera aparcamientos para vehículos.

Desde el Ayuntamiento de Huesca se insistía en que el proyecto recogería plazas de aparcamiento suficientes teniendo en cuenta las necesidades de los residentes y la alta densidad comercial en dicha zona.

Comentarios