El bajo nivel de Linsoles vuelve a dificultar la práctica de actividades deportivas

embalse Linsoles

La temporada de actividades en el embalse de Linsoles, en Eriste, arrancó, el pasado 8 de junio con la preocupación, por parte de la empresa de turismo activo que opera en él, de saber si, a lo largo del verano van a contar o no con una lámina de agua estable, o un caudal suficiente, que les permita desarrollar, en condiciones, actividades durante los meses estivales.

Audio sin título

A pesar de informar, al inicio de temporada, a la empresa Acciona, que explota y gestiona la presa, de las fechas de inicio y fin de temporada y de los eventos de la zona, para que el embalse esté navegable, este pasado sábado, llegaron los primeros problemas, puesto que, a las 8.30, la totalidad de embarcaciones se encontraban en el barro. La situación fue, especialmente, crítica, puesto que ese día, la empresa Grist Kayak contaba con 340 niños del torneo de baloncesto, para navegar en el embalse. Desde Acciona les indicaron que se había tratado de un problema, abrieron al máximo las compuertas y a las 11 pudieron empezar a navegar.

Reyes Cervantes, gerente de la empresa Grist Kayak, recordaba que estos problemas se dan desde la riada de 2013 cuando el agua arrastró áridos y lodos que afectan a la capacidad del pantano. La situación no sólo supone problemas a la hora de navegar sino también para los aficionados a la pesca, las personas que quieren ir a nadar o a comer en el merendero porque, también, cuando no hay un caudal mínimo, se dan malos olores.

Desde el Ayuntamiento de Sahún, la alcaldesa Lourdes Ascaso, explicaba que hace un mes se extrajeron 500m3 de áridos y que, el consistorio, ha vuelto a cursar otra solicitud para poder extraer, nuevamente, la misma cantidad.

Lo que se reivindica desde el territorio es que Confederación Hidrográfica del Ebro y Acciona se pongan de acuerdo para acometer la limpieza que se debería haber hecho tras la riada de hace cuatro años.

Comentarios