La tecnología del hidrógeno, una alternativa real

El Patronato de la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón se celebraba este jueves para repasar el estado de los proyectos en los que trabaja esta entidad y constatar los avances experimentados en el uso de esta tecnología.

El encuentro servía además para aprobar las cuentas de la entidad correspondientes al ejercicio 2016, y se ponían de manifiesto las aplicaciones de esta tecnología una vez esté extendida en la sociedad.

Buena prueba de ello es la reciente convocatoria por primera vez de ayudas para la compra de vehículos con pila de combustible de hidrógeno dentro del Plan de Impulso a la Movilidad con Vehículos de Energías Alternativas (MOVEA 2017) aprobado este mismo mes por el Consejo de Ministros o las próximas ayudas en materia de ahorro y eficiencia energética del Gobierno de Aragón, que también contemplarán la tecnología del hidrógeno.

La consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, presidía la reunión del Patronato. Cabe recordar que esta Fundación obtuvo una mención a la Innovación en la última convocatoria de los Premios Empresa Huesca 2017.

FUNDACIÓN DEL HIDRÓGENO

La Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón es un centro tecnológico creado en 2003 para promover el uso del hidrógeno como vector energético sostenible y sin emisiones y para mejorar la competitividad del tejido industrial aragonés.

Más de setenta entidades entre Administración Pública, centros de investigación y especialmente empresas privadas claves para la economía aragonesa forman su patronato, desde el que se trabaja día a día desarrollando productos y servicios de hidrógeno y buscando nuevas oportunidades de negocio para sus socios en el ámbito de las energías renovables y el almacenamiento energético.

Ubicada en el Parque Tecnológico Walqa, su equipo multidisciplinar de expertos profesionales diseña y pone en marcha proyectos de investigación, desarrollo y consultoría en cooperación con compañías locales, nacionales e internacionales.

El objetivo de la Fundación es contribuir a la modernización industrial y a la reindustrialización e incrementar la competitividad de las empresas en un mundo en el que, cada vez más, necesitamos energías limpias y responsables con el medioambiente como las que han situado a Huesca y a Aragón en el mapa de la sostenibilidad mundial.

En sus casi quince años de trabajo, la Fundación ha participado en más de 50 proyectos nacionales e internacionales de innovación muy competitivos.

Además, la Fundación del Hidrógeno participa también en otras iniciativas de alcance europeo involucradas entre otras cosas en el diseño de electrolizadores, en la modernización energética por medio de energías renovables de varios refugios de montaña, en la formación de técnicos del sector industrial en temas de hidrógeno o en la difusión de estas tecnologías en todos los sectores de la población.

Gracias a la Fundación, Aragón fue sede internacional del hidrógeno el pasado 2016 con la organización del Congreso Mundial, que congregó a más de 1.000 profesionales de empresas, centros de investigación y universidades de 60 países diferentes, demostrando que esta energía ya tiene beneficios directos para las entidades que participan en su desarrollo.

Comentarios