La Asociación Turismo Deportivo de Aragón pide una regulación "más flexible" para el salto de Bierge

Salto de Bierge

El pago de una entrada para acceder al salto del Bierge en Huesca no ha gustado demasiado a la Asociación de Turismo Deportivo Aragon que pide más flexibilidad al Gobierno de Aragón en la aplicación al Decreto para no poner freno al crecimiento económico del territorio. Inés Dewulf, la presidenta de esta asociación, puntualizaba que además hay que aclarar cuestiones que quedan ambiguas.

Señala además que a las empresas aragonesas les exigen una previsión de usos que es imposible conocer con antelación.

Cabe recordar que desde el sábado se cobran dos euros por persona para los bañistas y un euro a los barranquistas que accederán en grupos de 10. El aforo máximo de este azud artificial se ha fijado en 250 personas.

PRIMER FIN DE SEMANA DE REGULACIÓN DEL SALTO DE BIERGE

Desde este sábado, con un centenar de personas en el primer día de acceso regulado, la limitación de usuarios del acceso al espacio del salto de Bierge es una realidad. Ya se han instalado las vallas que circundan el perímetro del salto y los tornos de cuenteo que darán acceso a los bañistas. Según fuentes del Ayuntamiento de Bierge, en la primera jornada de acceso regulado disfrutaron del salto de Bierge un centenar de personas. Las bajas temperaturas no animaron a los bañistas en la primera jornada de aforo limitado y abono de entradas.

El convenio firmado por el Ayuntamiento de Bierge, la comarca Somontano de Barbastro y el Gobierno de Aragón fija el aforo máximo en 250 personas, 220 de las cuales serán bañistas y 30 barranquistas que terminen el barranco de la Peonera, que concluye en el salto de Bierge. El público en general pagará 2 euros y los barranquistas, que irán en grupos de 10, pagarán 1 euro por persona. El aparcamiento será gratuito.

Se trata de un protocolo en el que se viene trabajando desde el pasado verano, cuando la masificación de visitantes alcanzó cotas "inasumibles" para la localidad y para garantizar la seguridad de lso ciudadanos, con más de 1.000 personas en los alrededores. El presidente de la comarca de Somontano, Jaime Facerías, recordaba los riesgos que entrañaba la situación en caso de que hubiera que desalojar la zona, por ejemplo, por un incendio. "Los autobuses que llegaban a la zona habrían impedido el paso de vehículos sanitarios o de bomberos, lo que es un verdadero peligro", afirmaba, al tiempo que destacaba el "avance" que supone la nueva normativa.

Con esta medida se pretende garantizar la seguridad de los usuarios y proteger el medio ambiente. La implantación de esta medida ha suscitado, no obstante, las alegaciones de los empresarios de aventura o la federación aragonesa de montaña que reclaman que se aclaren los usos del espacio y criticaban que los barranquistas tengan que pagar por pasar pro el salto cuando su estancia en el lugar apenas se alarga unos minutos. Según fuentes del Inaga, las alegaciones presentadas a la regulación proceden, principalmente, de empresarios de la zona que solicitan vender entradas en sus establecimientos para acceder al salto de Bierge.

Como indicó el teniente de alcalde de Bierge, César Sánchez, en la última reunión que se celebró en la comarca con todos los actores interesados, está previsto que una vez culmine la temporada estival se realice una nueva reunión para analizar el funcionamiento e incorporar las mejoras necesarias.

Comentarios