La economía aragonesa registró de nuevo un avance positivo durante el primer trimestre de 2017

El Boletín Trimestral de Coyuntura ha publicado su número 57, en el que incluye el análisis de la evolución de la economía internacional, española y, especialmente, aragonesa en el primer trimestre de 2017. La economía aragonesa registró un ritmo de avance positivo en términos trimestrales y anuales durante el primer trimestre de 2017. De acuerdo con las estimaciones realizadas por el IAEST, el PIB aragonés creció un 0,7% en el primer trimestre de 2017, mientras que en términos interanuales el ritmo de avance se sitúa en el 2,5%. Tanto la demanda interna como la demanda externa contribuyeron a expandir el producto de la Comunidad Autónoma, especialmente esta última. Desde el punto de vista de la oferta, en el primer trimestre de 2017 todos los sectores productivos de la economía aragonesa presentan tasas anuales positivas y aceleran su crecimiento, a excepción del sector terciario que crece a menor ritmo.

Los indicadores parciales disponibles hasta el momento señalan, en general, hacia una continuación de la actual fase de crecimiento de la economía aragonesa con cierta tendencia a ganar tracción.

El PIB español anotó una tasa de variación positiva del 0,8% intertrimestral en los tres primeros meses de 2017. Por su parte, en términos interanuales, el crecimiento fue del 3,0%. El ritmo sostenido de avance de la economía española en el primer trimestre de 2017 es consecuencia de unas contribuciones al crecimiento anual del PIB, tanto de la demanda nacional como de la demanda externa, similares a las del cuarto trimestre de 2016. Desde el punto de vista de la oferta, cabe destacar que únicamente el sector servicios desaceleraba su crecimiento, mientras que la agricultura, la industria y la construcción registraban un ritmo de avance superior respecto al trimestre precedente.

Por lo que respecta a la economía global, esta vive un momento relativamente dulce en la primera mitad de 2017, con un impulso de la confianza y el sentimiento económico del que se ha contagiado la actividad en general y los mercados bursátiles en particular. A pesar de un invierno algo decepcionante en Estados Unidos y otras economías avanzadas, la primavera ha traído buenas noticias y señales de aceleración en los indicadores, tanto en los países desarrollados como entre los emergentes, y las perspectivas han sido revisadas al alza de forma generalizada.

La habitual Instantánea Sectorial que acompaña al Boletín realiza en este número un análisis de la “Análisis de las tendencias del comercio exterior de Aragón observadas en los últimos años”.

Comentarios